Cuando llega la Navidad, una de sus características es que la casa se llena de adornos y decoraciones especiales. En España existe la tradición de varios siglos de poner el belén, una reconstrucción en pequeña escala, generalmente sobre un aparador o una mesa, del lugar donde nació Jesús, junto con sus padres y los magos orientales y sus regalos, acompañados de animales y pastores.

En otros países de Hispanoamérica hay varias tradiciones que incluyen distintas decoraciones para la casa cuando se asoman en el calendario las fechas navideñas. Dentro de la ornamentación doméstica de estas semanas destacan también el árbol y las mesas donde celebraremos las comidas y cenas especiales de la Nochebuena y la Nochevieja y demás días festivos.

Por eso te vamos a proponer cómo hacer centros de mesa caseros para Navidad que no te costarán mucho dinero, son muy divertidos y muy gratificantes porque las puedes hacer con toda la familia, y pueden participar tanto mayores como niños.

¿Que necesitas para hacer centros de mesa caseros para Navidad?

  • Velas
  • Bolas de Navidad
  • Estrellas navideñas
  • Piñas secas
  • Vasijas de cristal
  • Ramitas de abeto
  • Pegamento
  • Purpurina en espray
  • Silicona y pistola de aplicación
  • Espumillón y otros elementos decorativos

Cómo hacer centros de mesa caseros para Navidad

Instrucciones para hacer centros de mesa caseros para Navidad

  1. El bodegón. Puedes crear un bodegón de tema navideño por medio de usar un plato grande y completamente llano del color que prefieras y colocar un cirio grueso y alto, aunque sin que interfiera la interacción visual de los comensales, en el centro del plato -este puede ser un bajoplato también-. Alrededor del velón -de un típico color rojo o verde- coloca alguna estrella de navidad de las que se usan para decorar el árbol, flores artificiales o frescas grandes, piñas secas, bolas decorativas, frutas naturales o artificiales, usando un pegamente para fijar todos los elementos, y combina con hojas verdes y doradas que contrasten, siempre buscando un efecto llamativo que convertirá tu mesa en el centro de atención de la habitación.
  2. El jarrón sin flores. Busca un jarrón de vidrio transparente, o un recipiente similar de tamaño rectangular o cuadrado, alto pero que no rebase los 30 centímetros, para que no sea una barrera visual entre los invitados, y rellénalo de bolas navideñas de varios colores, o de uno solo, dependiendo del efecto que más te guste. Igual que las bolas puedes utilizar tu imaginación para rellenar el contenedor de vidrio con piñas secas, piedras, flores, espumillón, etc.
  3. Simplicidad. Una idea que es muy atractiva por su simplicidad es que tomes dos velas grandes de colores distintos, uno más grande que el otro, y unas flores de pascua rojas de plástico y pegues estas alrededor de las velas con silicona o pegamento, formando un centro decorativo sencillo pero muy efectivo y clásico.
  4. Platos y fuentes. Usando distintas bases de los elementos decorativos lograrás efectos distintos y siempre bonitos y resultones. Busca platos llanos, planos o con hueco, en general grandes, o fuentes y ensaladeras de distintos materiales, tal como cristal, plata o mental, madera, cerámica…, y llénalos con los elementos típicos de la decoración navideña usando tu gusto e imaginación para lograr centros decorativos de mesa que sorprendan a tus amistades que se reúnan alrededor de tu mesa en cenas y festividades navideñas.Cómo hacer centros de mesa caseros para Navidad
  5. Purpurina. En un plato con cierta profundidad coloca dos o tres velas de diferente tamaño y color, junto con unas bolas de navidad, y píntalas unas y otras con purpurinas doradas o plateadas, bien con un solo color a todo el conjunto o variando las distintas piezas. El metalizado ofrecerá una decoración que le dará un giro a tus centros de mesa caseros para Navidad, y de forma rápida, sencilla y barata.
  6. Piñas de luz. Otra idea, en este caso de un centro de mesa navideño rústico, es que busques piñas secas de distintos tamaños, no demasiado pequeñas, y les hagas en la punta, arriba, un agujero donde insertarás un trozo de papel aluminio, y dentro un cabo de vela, de forma que, al encenderlo, sólo se vea la llama en la punta de la piña, produciendo un bonito efecto lumínico, tenue y cálido, en lugar de las típicas velas. Coloca las piñas sobre una tabla fina o una bandeja plana de metal, y rodéalas con ramitas de abeto para darle ese toque plenamente de Navidad.
  7. Sofisticado. Una propuesta para un centro de mesa casero para Navidad sofisticada y elegante es la siguiente: en una caja blanca de madera de unos pocos centímetros de alto coloca dos jarrones de cristal que tengan una forma alargada y con un buen diseño, y dentro de ellos pon unas flores llamativas de tallo largo. Alrededor de los jarrones sitúa varias bolas de navidad en rojo y plata. Tendrás una decoración espectacular para tu mesa de fiesta.

Consejos para hacer centros de mesa caseros para Navidad

  • El centro de mesa o centros que pongas no deben ser tan altos que interrumpan la comunicación visual entre los comensales y se conviertan en algo molesto en lugar de atrayente.
  • No uses velas de olor, pues su aroma se mezclaría con el de los alimentos que se tomen en la cena o comida y resulten desagradables.
  • Con un poco de imaginación y los elementos que te indicamos puedes crear distintos centros de mesa agradables y elegantes con los que conseguirás vestir tus mesas de fiesta con las mejores galas.

Cómo hacer centros de mesa caseros para Navidad

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.