El arlequín es un personaje clásico del teatro que surgió con la “comedia del arte” italiana del siglo XVI. Representa a uno de los criados que siempre salen en este tipo de teatro buscando engañar a sus amos, y se caracteriza por su traje de rombos de colores y por su antifaz, una mezcla de cara de mono y de gato, así como por su sombrero de bufón.

Es un personaje alegre, vividor, un tanto taimado e intrigante, a veces ingenuo, y siempre pobre, de ahí el traje, que en principio estaba hecho a base de retales de todas clases remendados unos con otros. También es un gran acróbata saltarín.

Por su gran vistosidad ha sido utilizado mucho en la pintura como motivo de todo tipo de cuadros, como son los famosos dedicados a este personaje por Picasso, Degas o Juan Gris. También ha sido protagonista de óperas y de ballets, como los que en la primera parte del siglo XX protagonizó el gran bailarín ruso Nijinski.

Precisamente por esos típicos rombos de colores del traje, el antifaz y el gorro, ha sido también una elección clásica a la hora de disfrazarse, hasta el punto de que es inseparable de las fiestas de Carnaval en muchos países, y de la misma forma es un traje típico en las fiestas de disfraces. Seguidamente, te damos alguna indicación de cómo disfrazarse de arlequín.

¿Que necesitas para disfrazarte de arlequín?

  • Un chándal de dos piezas
  • Una camisa larga
  • Pantalones informales
  • Papel charol
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Hilo de coser
  • Dos láminas de cartulinas
  • Dos pompones o borlas
  • Dos cascabeles
  • Zapatillas de lona
  • Zapatos bajos
  • Maquillaje

Cómo disfrazarse de arlequín

Instrucciones para disfrazarte de arlequín

  1. El traje. Evidentemente, puedes comprar un traje de arlequín en una tienda de disfraces o similar, pero si quieres hacértelo en casa, puedes utilizar un chándal o un conjunto de dos piezas parecido, como una camisa larga y unos pantalones informales, a ser posible en tela brillante, tipo raso o seda artificial, poliéster… Debería ser de un color liso, como el verde, uno de los colores tradicionales de los arlequines, o negro. Después, deberías hacerte con papel charol y recortar suficientes rombos de unos veinte centímetos de alto, y pegarlos sobre la tela, tanto en la chaqueta como en los pantalones. Los rombos deberían ser en color rojo, aunque podrías usar un traje negro o blanco, y decorarlo con rombos rojos y verdes, y también podrías añadir rombos amarillos. Otra opción es que sólo decores con rombos el traje en uno de los lados del cuerpo, es decir, la mitad de la chaqueta y de los pantalones.
  2. El cinturón. Como complemento, busca un cinturón lo más ancho posible, y con una hebilla grande de metal, que deberás ajustar a la cintura. Puede ser en color negro o de algún color de los rombos.
  3. El sombrero. El sombrero lo puedes hacer con dos láminas de cartulina del mismo color del color liso de fondo del traje, negro, verde…, dibujando sobre ellas boceto de sombrero al estilo de Napoleón, en forma de media luna invertida, aunque alargando los picos, según podrás ver en numerosas fotos en internet. Después, decora los lados que serán visibles con rombos como los que has utilizado para el traje, o déjalos en color negro. Pega los bordes contrarios adonde introducirás la cabeza, o cóselos con hilo fino del mismo color. Si quieres, le puedes coser a las puntas de los picos del sombrero unas borlas de alguno de los colores del disfraz, o unos cascabeles grandes.
  4. El antifaz. Lo clásico es llevar un antifaz, aunque también puedes cubrir tu cara con maquillaje. El antifaz, como se ha comentado, es una mezcla de la forma de los ojos de un mono y de los de un gato. Puede ser de cuero, o en fieltro, en color negro o también en rombos con los colores usados en el traje.Cómo disfrazarse de arlequín
  5. El calzado. Para el calzado busca unas zapatillas de lona o deportivas, pero sin dibujos o resaltados, de color negro, verde o rojo, aunque buscando que sea del mismo color que el sombrero o el fondo del traje, o por el contrario, en alguno de los colores de los rombos. También puedes usar unos zapatos de estilo mocasín, en negro, pero en todo caso de tacón bajo.
  6. El maquillaje. Si al disfraz propiamente dicho le añades un maquillaje apropiado, el resultado será espectacular y destacarás sobre el resto de participantes en la fiesta o evento al que acudas. Aplicate una base blanca en todo el rostro, o mitad en blando y mitad en negro. Sobre ellas dibuja un rombo sobre un ojo o en los dos, puede ser en color contrario, es decir, negro en la parte blanca o blanco en la zona negra. O puedes usar otro color, como el rojo o el verde. Sé creativo/a, y tal vez podrías aplicar maquillaje brillante, puntos que imitan cristales o joyas… Remata pintando los labios de un color rojo intenso o en negro o blanco, en contraste con el resto del maquillaje.

Consejos para disfrazarte de arlequín

  • El sombrero lo puedes confeccionar con tela fuerte o en fieltro, y después coserle varios rombos también de tela en los colores elegidos.
  • El disfraz de arlequín lo puedes llevar holgado o ajustado al cuerpo, aunque lo clásico es llevarlo algo suelto. Pero con el cinturón bien ajustado a la cintura.
  • El sombrero puede tener otro diseño, del estilo del usado por los bufones cortesanos, con varios picos en forma cónica colgando de la parte prnicipal, y con cascabeles en las puntas.

Dark harlequin

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 25,00% le ha gustado.