Asistir a una boda es algo muy importante, especialmente si fuimos invitados directos por el novio o la novia, en el caso, debemos cumplir con confianza asistiendo al lugar. Una boda no es para vestir con sandalias y camisas, cuando vamos a asistir a una boda, lo ideal es vestir formal, pues no se celebra todos los días una boda, no es un evento que queramos recordar como una ocasión en la que todos hayan vestido cual si recién salieran de una cantina.

Uno de los grandes problemas que tienen las invitadas para poder asistir a una boda es elegir el vestido para una boda, algunas al elegir el vestido para una boda, optan por vestidos demasiado cortos, otras, demasiado apretados, otras, demasiado largos, otras, demasiado suntuosos, y otras, ni siquiera se preparan para la ocasión, pues no le dan importancia en lo más mínimo.

Todo esto es un gran error, un vestido puede ser hermoso, pero depende de la persona que lo use, que éste luzca bien o se vea de la peor forma posible.

Las personas con cuerpos más rellenos que otros, deben buscar vestidos que no tengan demasiados adornos, pues estos vestidos las harán ver más llenas de lo que son, y las personas muy delgadas, no deben usar vestidos demasiado ajustados porque se verán tan delgadas que su cuerpo no lucirá bien. Mira cómo .

¿Que necesitas para elegir el vestido para una boda?

  • Un vestido

Instrucciones para elegir el vestido para una boda

  1. Comienza por analizar tus necesidades. No todo es lo que parece, tú puedes elegir el vestido para una boda muy bonito pero que en ti no sólo no favorecerá a tu cuerpo, sino que podría hacerte ver mal. Uno de los errores más comunes a la hora de elegir el vestido para una boda, es que muchas elijen un vestido pomposo, hacen ver demasiado volumen en hombros, cintura y caderas, esto es porque al tener un cuerpo un poco llenito usar vestidos con demasiados adornos sólo lo harán ver el doble de ancho, así te verás más baja de estatura y como si pesaras el doble de lo que realmente pesas.elegir un vestido para una boda 2
  2. Antes de comprar un vestido para una boda analiza tu cuerpo. Si eres una mujer con mucho busto pero poca cintura, dale preferencia a los vestidos con adornos en el escote preferentemente sin mangas y sin ninguna clase de adorno en la cintura, esto hará ver más volumen en el pecho y acentuará tu cintura. En cambio, si tienes la cintura muy pequeña y el busto grande, utiliza un vestido que tenga volumen en la falda, que no tenga ninguna clase de adorno en el escote y que no tenga mangas.file0001971123678
  3. Toma atención en la decoración. El tipo de decoración que elijamos también es muy importante a la hora de elegir un vestido para una boda, recuerda que la novia será quien más llame la atención. Para ir a una boda debes tener en cuenta que tú no eres la protagonista, debes respetar la atención a la novia. No uses un vestido muy vistoso o la opacarás, recuerda que en la sencillez está la elegancia.vestido-boda-elegir
  4. No todo se ve como en el maniquí. Muchas veces al comprar ropa, vemos hermosos trajes, conjuntos y vestidos, y sentimos el deseo por comprarlos, pero nos guiamos por la forma en la que se ve en el maniquí y al ponérnoslo, muchas veces después de haberlo comprado, nos damos cuenta de que no luce bien en nosotras. Antes de elegir un vestido para ir a una boda, pruébate varios y mira cómo te quedan y si son aptos para tu cuerpo.vestido maniqui
  5. Recuerda tus medidas. Otro gran error a la hora de comprar ropa y elegir un vestido para una boda son las medidas. Cuando estamos en una tienda donde hay ofertas de ropa o vemos una prenda que nos gusta mucho, en ocasiones sin pensarlo más de una vez, la compramos y a la hora de ponérnosla, nos damos cuenta de que nos queda muy justa o muy suelta. Para elegir el vestido correcto para una boda es preferible que nos midamos antes de comprar. El error que cometen tanto novias como invitadas frecuentemente al comprar ropa, es elegir una talla más pequeña de la que ellas son, usando ropa que las hace ver muy apretadas y resaltando más las partes rellenas y voluptuosas de su cuerpo. No creas que una semana antes de la boda podrás adelgazar y que entrará bien la ropa que compraste una talla más chica, no te engañes a ti misma y elige algo de tu medida.medirse-cinta
  6. No olvides el precio. Para comprar un buen vestido no es necesario gastar miles de euros, solo importa la calidad del material y del diseño. Seguido sucede que los comerciantes quieren convencernos de comprar algo que no necesitamos, y muchas veces nosotras nos dejamos engañar por estas palabras tan dulces que ellos dicen y terminamos comprando algo que no nos favorece en lo más mínimo y que no nos sirve para nada, gastando dinero innecesariamente en lugar de utilizar trucos para ahorrar dinero. Si tú has elegido un vestido para la boda y es sólo ese el que quieres usar, no permitas que te convenzan de comprar otro.comprar vestidos
  7. Recuerda que de la elegancia a la vulgaridad hay muchos pasos de lejanía. Como dijimos antes es mejor ir sencilla para no opacar a la novia. No uses un vestido demasiado corto, ajustado, ni mucho menos un escote muy pronunciado. Esto no sólo te hará ver mal y como una persona que opaca a la novia, sino que te verás indecente y vulgar en una celebración formal.vestido rosa
  8. No dejes que te engañen. Otra cosa que sucede a la hora de comprar un vestido para una boda, es que nos dan gato por liebre. Es preferible que aprendas a distinguir los materiales de los cuales se componen los vestidos para que no termines derrochando tu dinero en un vestido con materiales de mala calidad a un alto precio. Lo mejor es tomarte tu tiempo para buscar el vestido en la tienda, o en caso de comprar el vestido en línea, leas bien la descripción de los materiales para no cometer errores.

Consejos para elegir el vestido para una boda

Puedes pedirle a una amiga que te acompañe a la hora de comprar el vestido, tal vez ella te orientará de cómo te vez con cada vestido.

 

¿Te ha gustado?
14 usuarios han opinado y a un 92,86% le ha gustado.