Como bien se conoce, un disfraz es aquella vestimenta que utilizamos con la finalidad de captar la atención de un grupo de personas, bien sea por tratarse de un concurso o porque celebramos una festividad. Consiste en colocarse la vestimenta que utiliza nuestro héroe, o representar la temporada que está circulando, es decir, carnaval, Halloween o navidad. Cada una de ellas, implica una serie de disfraces que todos alguna vez hemos utilizado. En el caso del carnaval, se caracteriza por el uso de trajes de fantasía, o típicos. Por su parte, el Halloween, es de bajo contraste con unas paletas de colores oscuras y neutras; representada por personajes que generan miedo, como fantasmas, vampiros, calaveras, y demás. Y finalmente, la navidad, es la última temporada del año por lo que a muchos les emociona utilizar los accesorios o vestimenta característicos de Santa Claus, donde los colores dominantes son el rojo y el verde, propios de la navidad.

Este artículo también te interesará: Cómo Hacer un Disfraz de Minnie

Sin embargo, son los niños quienes más disfrutan al colocarse estas pintorescas o neutras vestimentas. Pues, es como sentir a su personaje favorito, cercanos a ellos; lo que les resulta una inolvidable experiencia. Las madres disfrutan complacer a sus pequeños a la hora de disfrazarse. Por supuesto, los más chiquititos de la casa no pueden quedarse atrás, es decir, los bebés. A pesar de que ellos no conocen bien de caricaturas, las madres decidimos vestirlos como a uno de ellos bien sea para alguna festividad, concurso o simplemente, para una sesión de fotos de cumplemes o cumpleaños de nuestro más chiquito.

Al momento de seleccionar la vestimenta que llevará nuestro pequeño o pequeña, la madre se inclina por aquel personaje de su preferencia, o el que vea que capta la atención del bebé. Quienes a veces, suelen tener desde ya, una caricatura favorita que los entretiene y los hace olvidarse del llanto.

Existe una diversidad de personajes que podrían llamar la atención del pequeño. Pero, hay una adorable ratoncita que suele captar la atención del bebé y de la madre. Nos referimos a la novia de Mickey Mouse, ¡Sí! Minnie Mouse, esta coqueta y carismática caricatura suele representarse en disfraces para chicos y grandes; con ciertas diferencias en su vestimenta, pues, los bebés, no aguantan todo tipo de material, se fatigan rápido, por tal motivo debemos seleccionar el más adecuado. Una vez que la madre ha decidido confeccionarle el disfraz de Minnie Mouse a su pequeñita, se pregunta: «¿Cómo hacer un disfraz de Minnie para bebé?». A continuación, resolvemos la inquietud.

¿Que necesitas para hacer un disfraz de Minnie para niña?

  • Materiales

Instrucciones para hacer un disfraz de Minnie para niña

Como bien sabemos, Minnie ha sido modificada desde su creación en el año 1928, con relación a cómo viste actualmente. Bien es cierto que pese a que su vestir ha sido modificado, siempre se ha mantenido con el mismo estilo, es decir, un vestido de lunares y sus típicas enaguas sobresaliendo por la primera prenda de vestir; y sin olvidar sus clásicos tacones que le dan el toque de coqueta; resaltado con sus guantes blancos. Acá, despejaremos tu duda de: «¿Cómo hacer un disfraz de Minnie para bebé?». Y necesitarás los siguientes materiales:

  1. Fieltro color negro y color blanco.
  2. Faldita de tul, roja.
  3. Manoplas o guantecitos blancos.
  4. Gorrito negro
  5. Lazo rojo con lunares.
  6. Tijera, silicona, pistola de silicona, cartón, agua e hilo.
  7. Camiseta y medias tipo pantys, negras
  8. Zapatillas o medias amarillas.

Una vez que tengamos los materiales reunidos, estamos listas para confeccionar el disfraz para nuestra pequeña. Comenzamos:

  1. Para iniciar, cortamos dos círculos de cartón de nueve (09) cm de diámetro, los cuales aportaran firmeza a las orejas de Minnie. Asimismo, cortaremos cuatro (04) círculos de fieltro negro, de alrededor 10cm de diámetro. Una vez listos todos los círculos, tomamos dos (02) figuras de fieltro y recubrimos el cartón, una por cada lado. Repetimos el procedimiento con las otras dos (02) figuras de fieltro sobre el otro circulo de cartón, y cocemos los lados, de manera de que queden firmes y con un buen acabado. Una vez listas, tomamos el gorrito negro, y le pegamos las orejitas. Evitamos el uso de diademas porque suelen ejercer mucha presión sobre la cabecita de nuestros bebés, lo que los hace fatigar inmediatamente. De igual forma, quedarán bien. Para darle un toque más de Minnie, le colocamos un lazo al gorrito.
  2. Ahora, procedemos a caracterizar la falda. Este, es el paso más sencillo. Pues, podemos comprar ya la falda de tul en cualquier distribuidor de tela. Lo que tendríamos que hacer, es personalizarla con círculos de fieltro blanco. Para ello, cortamos figuras redondas de alrededor de seis (06) a ocho (08) cm de diámetro, y pegamos en diferentes partes de la falda.
  3. Colocamos la camiseta y las medias tipos pantys a nuestro bebé, así como la falda de tul. Sus manoplas o guantecitos blancos y sus zapatillas o medias amarillas. Y finalizamos con el gorrito, el cual lleva las orejitas. Y ¡Lista nuestra pequeña Minnie!

Consejos para hacer un disfraz de Minnie para niña

Si vas a disfrazar a tu bebé, busca un disfraz que le abrigue y que sea fácil de colocar y de quitar, además, que le resulte cómodo de llevar. La vestimenta de Minnie Mouse, suele ser perfecta para ellos, pues, prácticamente están portando su misma ropita, excepto por la falda de tul, que no ejerce ninguna presión. Al observar al personaje, quizás piensas que es difícil de confeccionar un disfraz de gran similitud, pero, ya te has dado cuenta, que no es así. Es realmente sencillo, sin embargo, te daremos algunos consejos relevantes para que cuando te preguntes: «¿Cómo hacer un disfraz de Minnie para bebé?», tengas en cuenta:

  1. Te recomendamos que compres la falda de Tul, ya confeccionada, para evitarle malestares a tu bebé al momento de probar una y otra vez para cerciorarte que le queda a la medida, además, de acelerar el proceso. Sin embargo, si no tienes los recursos económicos para comprarla, puedes hacerla. Le mides la cinturita a tu bebé, y cortas la medida de tul con un cm extra, pues, no queremos fatigarlo al momento de colocarlo. Una vez cortada la pieza, procedemos a unir las esquinas a lo largo, y cocemos hacia abajo, lateralmente. De manera, de que quede un círculo por donde entrará nuestro bebé, y la figura a lo largo, será similar a un tubo. Podrías colocar una cremallera, para agilizar el proceso.
  2. Mantén una fotografía de Minnie Mouse, para que vayas corroborando cada pieza del disfraz.
  3. Siempre existirá la opción de comprar o alquilar el disfraz ya completamente listo, pero te aseguramos, que la sensación y experiencia de vestir a tu bebé tú misma, será única.
  4. Si quieres darle un toque más de ternura a tu bebé, píntale la naricita con un puntito negro, las mejillas con un poco de rosa y finaliza con unos bigotitos que le aportarán mayor similitud a la adorable ratoncita Minnie Mouse.
  5. Una vez tu bebé esté lista, y le hayas dado un toque más de ternura con el leve maquillaje, está preparada para mirar a la cámara y sonreír. O, llévala a la festividad del momento, para que noten lo hermosa que se verá. Y tú, ya has aprendido: «Cómo hacer un disfraz de Minnie para bebé».
¿Te ha gustado?