A la hora de disfrazarnos, y según la época del año que sea, solemos pensar en multitud de personajes. Si en este momento te encuentras buscando ideas para las fiestas de Halloween uno de los personajes preferidos de las chicas es la niña del exorcista. Este disfraz es uno de los más terroríficos que se pueden elegir si tu intención es causar miedo. Una de las principales cualidades de este disfraz, es que se trata de un diseño muy sencillo en cuanto a la ropa. La dificultad se encuentra en el maquillaje.

Cómo disfrazarse de la niña del exorcista

Como seguramente sabes, este disfraz proviene de la película de 1970 El exorcista, que ha adquirido gran fama gracias a esta terrorífica niña demoníaca interpretada por Linda Blair. Lo bueno de este disfraz es que hay otros tantos personajes muy interesantes dentro de la película que pueden servirte como inspiración para que tú y tus amigos hagáis un disfraz de grupo.

¿Disfrazarse de la niña del exorcista es difícil?

Lo cierto es que este disfraz es verdaderamente sencillo. La dificultad se encuentra en el maquillaje. Si estás pensando en disfrazarte como esta terrorífica niña, no lo dudes y sigue leyendo este post. Si quieres encontrar más ideas divertidas y aterradoras para tus próximos disfraces, puedes leer el siguiente artículo de doncomos sobre cómo hacer disfraces caseros.

Cómo disfrazarse de la niña del exorcista

Instrucciones para disfrazarte de la niña del exorcista

  1. Busca la ropa adecuada. Esta terrorífica niña lleva un camisón largo, muy sencillo y sin dibujos. El típico camisón que llevaban las niñas en la década de los 70. Para que resulte más parecido al de la película, busca un camisón por debajo de la rodilla y algún volante o detalle simple en el pecho. Si el cuello se cierra con un botón, mejor que mejor. ¿Te acuerdas de esos camisones que suele usar tu abuela? Pues es precisamente este tipo de camisón el que tenemos que buscar. Si tu abuela y tú compartís una talla parecida, puedes pedirle alguno de los que ya no utilice para el disfraz. Recuerda que no ha de ser moderno. La película es de los años 70 y ha de tener ese aspecto de ropa de aquel entonces. Si no logras encontrar uno que se ajuste al del disfraz, puedes hacerlo tú misma con una sábana sacando el patrón de internet.Cómo disfrazarse de la niña del exorcista
  2. Presta especial atención al maquillaje. Ahí es precisamente donde se encuentra la clave de este disfraz. Para dar tanto miedo como la pequeña Regan (el nombre de la niña del exorcista). Prepara la base para maquillarte la cara. Necesitas una base cremosa de color blanco para dar vida a la niña del exorcista. Es importante que uses un tono apagado, no excesivamente blanco, para que luego puedas trabajar fácilmente sobre él cuando vayas a hacer las cicatrices. Extiende la base por toda la cara, incluida la cuenca de los ojos y las ojeras. Esto ayudará a unificar el color de tu piel para que después sigas añadiendo otros tonos.
  3. Haz las cicatrices del rostro de la niña del exorcista. Puedes buscar soluciones ya preparadas en tiendas de disfraces. Allí encontrarás cicatrices que puedes pegar sobre el rostro y botellitas muy pequeñas con sangre falsa. Si te decides a hacer tú misma las cicatrices, puedes aprender cómo hacerlo en el vídeo que encontrarás un poquito más abajo en este mismo artículo.
    Cómo disfrazarse de la niña del exorcista
  4. Carda tu pelo o compra una peluca. Regan se caracteriza por llevar el pelo sucio, pegajoso y muy estropeado. Hay que pensar que en la película la protagonista ha sido poseída por el demonio y pasa todo el tiempo atada al cabecero de la cama. Para darle este toque a tu pelo puedes utilizar miel, dejar que se seque y crear una especia de rastas. Si no quieres que tu cabello se estropee a causa de este peinado, lo mejor es que compres una peluca larga de color negro y la enredes todo lo que puedas. Si tu pelo es corto también deberás de recurrir a la peluca larga, pues uno de los elementos más representativos de este disfraz es el pelo largo y enredado.Cómo disfrazarse de la niña del exorcista
  5. Busca lentillas de colores terroríficos. Para demostrar que estás verdaderamente poseída por el demonio, nada mejor que unas lentillas de fantasía que recuerden a los ojos de un lagarto o que tengan un color un tanto extraño. Puedes fijarte en las fotos de la película que hay en internet para buscar las lentillas más parecidas. Si quieres que tu disfraz dé todavía más miedo, puedes pintarte los dientes con color negro, para que parezca que están podridos. Usa colorante alimenticio que permanezca durante unas cuantas horas.Cómo disfrazarse de la niña del exorcista
  6. Lleva unas zapatillas de estar por casa muy deterioradas. Busca unas en cualquier mercadillo y estropéalas todo lo que puedas. Si estás dentro de una casa puedes ir descalza o con medias, para que el disfraz resulte todavía más realista.

¿Que necesitas para disfrazarte de la niña del exorcista?

  • Un camisón típico de los años 70
  • Maquillaje
  • Lentillas de fantasía
  • Zapatillas de estar por casa

Consejos para disfrazarte de la niña del exorcista

  • Busca imitar al personaje con la mayor fidelidad posible, es lo bonito de Halloween, pero piensa que lo más importante de todo es divertirte te vistas como te vistas. No olvides disfrutar al máximo de esta divertida fiesta.
  • Si tienes novio o un amigo puedes pedirle que haga un disfraz en grupo contigo imitando al padre Damien, el exorcista que en la película logra salvar a Regan.Cómo disfrazarse de la niña del exorcista
¿Te ha gustado?
52 usuarios han opinado y a un 78,85% le ha gustado.