Cómo escoger un disfraz de Halloween,  es una forma de definir tu personalidad en una fiesta, en la cual, durante una noche muchísimas personan salen disfrazadas para celebrarlo. La noche de Halloween es una fiesta pagana que data de la época de los celtas, los cuales celebran con esta festividad entre otras la finalización del verano y el comienzo del Otoño. Es una fiesta, la cual está muy arraigada por la angloesfera, compuesta por Irlanda, Inglaterra, Estados Unidos y Canadá.

La festividad de Halloween puede considerarse que empieza en Reino Unido. Posteriormente con la inmigración de los irlandeses al nuevo continente se trasmite a los Estados Unidos, concretamente durante La Gran Hambruna Irlandesa. La festividad lleva una serie de colores asociados, como son el naranja, el negro y el morado, los cuales los podemos encontrar en la calabaza de Halloween también conocida como Jack-O-Lantern. La fiesta comienza como todos sabemos en las calles cuando anochece, los niños van por las puertas diciendo la expresión de truco o trato, siendo en inglés trick or treat. Cuando los niños dicen esto, las personas de la casa donde llaman les dan dulces o dinero, como es costumbre, si la persona de la casa se niega, automáticamente se está eligiendo truco y los niños sueles hacer alguna trastada.

En zonas de Latinoamérica, esta festividad tiene un motivo más profundo, es decir durante esta noche los familiares acuden al cementerio para pasar tiempo con sus difuntos, ya sea cenando o “hablando” con ellos. Esto que se está comentado, se da muchísimo en México, donde las personas se pintan la cara de blanco emulando que forman parte del mundo de los espíritus.

Además de lo anterior, la fiesta de Halloween a inspirado muchos directores de cine, para llevar a cabo películas de terror, las cuales han sido muy importantes en la historia del cine de terror.

En la actualidad está fiesta está cobrando fuerza en otras zonas ajenas a sitios angloparlantes, como puede ser España, donde en un principio no tenía mucha fuerza y conforme ha ido pasando el tiempo junto con el intercambio cultural entre países y la promoción de Pub´s y bares de noche que se han ido promocionando con esta fiesta a lo largo de los años, ha hecho que está cobre muchísima fuerza entre la juventud.  En mi opinión con un poco más de tiempo, la fiesta será una fiesta más para todas las culturas gozando de cariño similar al  que puede tener la navidad.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre la noche de Halloween, podemos tener una idea de los disfraces a los que va enfocada la fiesta teniendo un criterio más amplio para su elección. Generalmente tenemos una amplia variedad de opciones, las cuales nos pueden hacer dudar a la hora de escoger nuestro disfraz. Por eso, en este artículo vamos a ayudaros a  elegir correctamente un disfraz para la noche de Halloween, consiguiendo que seamos los más distinguidos en la festividad. Para elegir el disfraz idóneo para ti, sigue los siguientes pasos:

Consejos

Una vez que ya he explicado como escoger nuestro disfraz para Halloween y tenemos las ideas con las que obtener el disfraz perfecto para nosotros, vamos a daros una serie de consejos, para ampliar aun más nuestro criterio a la hora de escoger un disfraz. Los consejos que debes de tener en cuenta, son los siguientes:

  1. Asegúrate de que el disfraz sea cómodo y práctico, para poder llevar tus cosas en el disfraz sin que afecte a su forma, ni te entorpezca al andar. También debemos tener en cuenta que si vamos a coger caramelos por las casas, debemos de llevar una mochila o una bolsa para no llenar demasiado el disfraz.
  2. Intenta que tu disfraz vaya acorde a tu edad, es decir, si eres una persona en edad joven, y te disfrazas con un disfraz más orientado a un niño pequeño entonces desentonarás bastante en la fiesta, por lo que debes elegir correctamente el motivo de tu disfraz, así como el corte que pueda tener, ya que estilizará nuestra figura.
  3. Haz tu disfraz con tiempo evitando prisas innecesarias, ya que se trata de dar la máxima calidad posible a nuestro disfraz.
  4. Ponte de acuerdo con tus amigos para hacer el disfraz, evitando poner el criterio propio por encima de los demás. La idea de hacer un disfraz grupal es que les guste a todos, ya que si no puede surgir un conflicto entre nuestros amigos y eso no sería bueno.
  5. Si eres un niño todavía y quieres un disfraz que tus padres consideran que es demasiado caro, puedes proponerles que te paguen la mitad y la otra mitad puedes ahorrarla tú y pagarlo.
  6. Trata de ser original con tú disfraz, de esa manera tu disfraz será muy admirado, sobre todo si nadie lleva un disfraz parecido al tuyo. Tienes infinidad de disfraces que puedes reproducir o comprar, puedes fijarte en revistas o artículos de moda para ver lo que es más puntero en cuanto a moda y tirar por ahí, o hacer todo lo contrario, es decir, volver a temas anticuados, los cuales se han dejado de usar.
¿Te ha gustado?