Cada vez está más de moda alquilar una carpa para diferentes tipos de eventos. Son muchas las personas que se unen a esta singular acción y celebran sus fiestas en una carpa por todo lo alto. Ya sea para una boda íntima en unos espectaculares jardines, para decorar una fiesta aniversario, para un cumpleaños o cualquier otro tipo de celebración, alquilar una carpa puede ser una forma muy divertida y diferente de darle glamour y más diversión a tus eventos.

Cómo alquilar una carpa

Pero, ¿sabes realmente qué es una carpa?

La carpa es el nombre que recibe en español de América una tienda o casa de campaña. El nombre proviene de la palabra quechua Karpa para hacer referencia a una casa portátil, normalmente pequeña, de procedencia o estilo árabe (las jaimas). La idea de este tipo de tienda es colocarlas en un espacio amplio en el que albergar a varias personas o a una sola.

Aunque en los países americanos con habla española el término se refiere a las tiendas de campaña pura y duras, en el resto de países la palabra carpa está directamente relacionada con una tienda o casa de campaña de grandes dimensiones. Algo más bien similar a las carpas de los circos en tamaño y presencia.

Aunque actualmente tienen unos fines más relacionados con el ocio o las celebraciones, las carpas han sido usadas, sobre todo en la antigüedad – aunque hoy en día siguen siéndolo- para albergar a los ejércitos en sus desplazamientos.

El uso de carpas entre las personas se registra desde hace muchos siglos. Según la historia, los hebreos vivieron por un periodo de 40 años en carpas en el desierto. De hecho, en las Sagradas Escrituras también se habla de la tienda de Cedar. Aunque los griegos parece ser que no llegaron a utilizarlas, no fue ése el caso de los romanos, que en las campañas militares las usaban siempre. Puedes ver recreaciones de esta época en películas de toda la vida e incluso en los cómics de Asterix y Obelix para hacerte una idea de ello.

Pero sin duda el pueblo que más utiliza estas tiendas de campaña debido al calor son los árabes. Parece ser que esta costumbre tan arraigada en el pueblo árabe es debido a la costumbre de instalar doseles, sombrillas o pabellones para manifestar el respeto hacia las personas de alta jerarquía.

Respecto a Europa, comenzarían a utilizarse principalmente asociadas al ejército a partir de la reforma militar que fue introducida por Federico II de Prusia y Luis XIV de Francia. En estos casos el uso de la carpa también estaba asociado al nivel jerárquico, pues mientras los soldados rasos y el ejército en general descansaban en barracones o chozas construidas para tales casos, los altos mandos utilizaban carpas.

¿Alquilar una carpa es difícil?

A día de hoy es súper sencillo gracias a los avances de comunicación que se han logrado a través de internet y de los móviles inteligentes. Hoy en día existen multitud de páginas web que te permiten alquilar tú mismo una carpa para tal o cual evento y lograr convertir tus fiestas y ceremonias en algo tan mágico que te recuerde a los escenarios de Las Mil y una noches. Si por ejemplo viajas a Marraquech alguna vez, aunque no soy nada forofa de las excursiones “prefabricadas”, te recomiendo que contrates la opción de cenar una noche en una de estas inmensas carpas. Mi pareja y yo lo hicimos hace años y fue una experiencia inolvidable a un precio increíble. Además de comer un excelente y abundante menú marroquí donde no pudo faltar el cus cus, los hijos, los dátiles, la fruta en general y el té a raudales, realizan un espectáculo muy singular donde puedes ver bailes ceremoniales, actividades ecuestres y ropas típicas de allí.

Cómo alquilar una carpa

¿Que necesitas para alquilar una carpa?

Para alquilar una carpa vas a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Tener conexión a internet
  • Tener claro el tipo de celebración que deseas realizar

Instrucciones para alquilar una carpa

Paso a paso para saber cómo alquilar una carpa

  1. Antes de comenzar a pensar en alquilar una carpa es importante que tengas en cuenta varios aspectos. Por ejemplo, ¿cuánta gente va a albergar la carpa?, ¿dónde vas a colocarla? ¿Cuál es tu presupuesto máximo? ¿Para qué tipo de evento quieres encargarla? ¿Necesitas que te la decoren por dentro o vas a liarte la manta a la cabeza y hacerlo tú mismo?
  2. Piensa que el precio de una carpa es bastante irregular y puede variar mucho dependiendo de diferentes elementos. Los precios pueden colocarse entre los 250 € y llegar hasta los 50.000 €. Ten en cuenta que no es lo mismo una pequeña carpa para un evento chiquitito que durará poco tiempo que una más grande que ha de albergar unos 500 invitados y que además incluye el mobiliario.Cómo alquilar una carpa
  3. Lo mejor para acertar con el precio es solicitar varios presupuestos a tiendas especializadas en el montaje de carpas a través de internet y facilitarles todos los datos posibles sobre el evento: el número de personas, las horas que se va a utilizar, si se precisa de catering, mobiliario, música, dónde ha de colocarse… etcétera. Antes de solicitar el presupuesto ten en cuenta todos estos elementos y añade uno más: ¿vas a necesitar espacio extra para alguna actividad o festejo añadido a la celebración principal? Imagínate que quieres alquilar una carpa para una boda, necesitarás una zona para la comida y otra para bailar, ¿no? ¡Pues ese espacio extra también hay que tenerlo en cuenta!
  4. Una vez comiences a solicitar presupuestos, deberás comparar y ser minucioso con lo que te ofrece cada especialista. Lo más adecuado para que el presupuesto se ajuste a la realidad es que la empresa o empresas con las que contactes vayan contigo a visitar de manera gratuita y sin compromiso, el lugar donde vas a realizar la celebración para tener más detalles y eliminar cualquier duda sobre el proceso. Los tamaños más comunes que se suelen alquilar son las carpas modulares de unos 10 o 15 metros de ancho y las jaimas, que pueden ser de 4, 5 o de 10 m.Cómo alquilar una carpa
  5. En ocasiones, si no sabes bien dónde realizar el evento, es conveniente que también lo especifiques a la hora de solicitar presupuesto. Es normal que las empresas especializadas en el alquiler de carpas puedan también ayudarte a buscar la ubicación perfecta para tu evento.

Consejos para alquilar una carpa

Últimas curiosidades que debes saber sobre cómo alquilar una carpa

En el presupuesto que finalmente escojas debe de quedar claramente especificado el tipo de materiales que se van a utilizar, los metros cuadraos y el tiempo del alquiler para que no haya posteriores sorpresas. Asegúrate de aclarar cualquier duda y así evitarás pasar un mal trago.

Lo habitual una vez recurres a especialistas para alquilar carpas, es que estos se encarguen de todo: del montaje del evento y de desinstalar todo posteriormente. La duración del montaje está directamente determinada con el tamaño de la carpa y la complejidad del encargo. Si han de instalar música, catering, mobiliario, flores, decoración, y, además, tiene muchos metros cuadrados, es posible que el montaje comience varios días antes de la celebración. Piensa que cada extra es un elemento más del que tienen que encargarse y que hay que hacerlo con mimo y cariño.

No te ciegues con el presupuesto más barato. Es mejor pagar un poquito más y asegurarse de que contratas a especialistas cualificados que terminar teniendo una mala experiencia por ahorrar unos euros. La forma más adecuada de saber si el especialista se adecua a lo que necesitas es buscar segundas opiniones a través de internet y asegurarte de que estáis en la misma onda y os vais a entender correctamente. Muchas veces puedes dar con un experto increíble pero que, a la hora de la verdad, no termine de comprender tu estilo. Tenlo en cuenta antes de decantarte por uno u otro experto, de esta forma alquilar una carpa será para ti todo un éxito. Verás cómo, muy pronto, comienzas a cogerle el gustillo a esta singular práctica y terminas por utilizarla para dar vida a todo tipo de eventos.

Cómo alquilar una carpa

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.