Sin duda alguna, cuando salimos de fiesta, una de las cosas que más deseamos aprender es a bailar, ya que si logramos aprender a bailar, vamos a ser el centro de la discoteca por un momento y vamos a sentirnos los reyes por supuesto.

Una persona que sabe bailar inmediatamente llama muchísimo más la atención que una persona que no sabe. Las personas que saben bailar son personas que son consideradas interesantes, algo que sin duda te puede ayudar muchísimo a pasártelo mejor cuando salgas esta noche a la discoteca.

Sin embargo, no es tan sencillo aprender a bailar, ya que muchas personas cuando salen de fiesta, se desmelenan, pero acaban haciendo el ridículo intentándolo. Parecen auténticos patos mareados y no tienen coordinación y si tienen problemas con bailes sencillos, imagínate lo que iba a pasar con complejos bailes de salón, un total desastre.

Aprender a bailar puede ser una tarea complicada, pero sin lugar a dudas, puede ser una tarea divertida y didáctica que te puede ayudar a pasarlo bien. Aunque creas que por tu constitución física no puedas bailar, no te preocupes, ya que realmente si te lo propones puedes.

El mejor ejemplo fue el jugador de basket Fernando Romay. Este jugador es grandísimo y calza un 58 de pie, una talla que en teoría lo hace ser muy torpe para los bailes de salón. Sin embargo, este hombre consiguió participar en mira quien baila, la versión Española de bailando con las estrellas de Estados Unidos.

Por este motivo, si él pudo, cualquier persona puede aprender a bailar de forma correcta y el estilo que quiera, tan sólo necesita esfuerzo y saber más o menos lo que debe hacer, es decir, tener una guía paso a paso de lo que debe hacer. De esta forma, va a conseguir hacerlo sin perderse y por este motivo, conseguir su objetivo de una forma mejor y motivarse así muchísimo mejor. Vamos a verlo.

Instrucciones para aprender a bailar

  1. Escoger un estilo de baile:
    En primer lugar, debemos escoger el estilo de baile que queramos aprender a bailar. Esto se hace por la sencilla razón de que es mejor aprender un sólo estilo primero y luego alguno más, no tratar de aprender varios estilos al mismo tiempo. Como todo en esta vida, es mejor separarte y especializar y en el baile no iba a ser menos. Escoge el estilo de baile que más te guste, el cual podría ser el tango argentino, podría ser una bachata, podría ser la samba o podría ser el baile típico de discoteca que baila todo el mundo. También te podrían gustar algunos bailes nuevos como el twerk o bailes más clásicos como los bailes de salón. Si tienes dudas, trata de escoger primero los bailes que más se asemejen a tus estilos de música favorita o los que se bailen en los lugares donde tú suelas estar. Esto se hace porque así podrás bailar en estos sitios sin que tengas ningún problema y de esta forma, sentirte integrado. Una vez que ya tengas claro el estilo de baile que vas a practicar, vamos al siguiente paso.
  2. Encontrar una escuela de baile:
    Una vez que ya hayas aprendido el estilo de baile que quieres aprender, deberás buscar una escuela de ese baile, ya que estos bailes son muy complicados de aprender en casa y deberás hacerlo con ayuda de algún profesional. Sin lugar a dudas, las escuelas de baile se suelen situar más en ciudades grandes que en pequeñas, así que igual te toca desplazarte a algún núcleo urbano más grande para encontrar tu escuela. Algunos bailes se pueden realizar en solitario y entonces no tendrás problemas, pero otros se deberán realizar en pareja. En este sentido, puedes encontrar una pareja por tu cuenta, convenciendo a tu pareja sentimental, a algún familiar o a algún amigo de ir contigo a esta tarea. Si no lo encuentras, no pasa nada, ya que seguramente se te asigne a alguien en la misma situación que a ti. Trata de buscar la escuela ideal para ti y no escatimes, ya que una escuela de buena calidad luego sale rentable, ya que aunque al principio tengas que invertir un poco más de dinero, vas a aprender a bailar antes que con una escuela de peor calidad. Por este motivo, no temas el arriesgar tu dinero, ya que va a ser una inversión más que un gasto.
  3. Comprobar si te gusta:
    Como todo en esta vida, puede ser que tu idea sea una cosa, pero luego al probar esta idea podría no gustarte. Por este motivo, no te preocupes si entras a bailar y no te gusta algo, ya que vivimos en un país libre donde si algo no te gusta, puedes dejar de hacerlo. Hay personas que necesitan acabar lo que empiezan, pero otras personas eso nos da igual, ya que consideramos que no vamos a perder nuestro tiempo en algo que no nos llena. Yo te aconsejo que pruebes el estilo escogido a ver si te gusta y si es lo tuyo y si ves que no es lo tuyo, cambia de estilo y deja el baile. Hay estilos que te pueden gustar más que otros, otros que te imaginas de una forma y luego son de otra y estilos que aunque no te puedan gustar en un principio, luego te podrían acabar gustando con el tiempo. Así que trata de comprobar a ver si el estilo que has escogido es el correcto para ti y si no es así, siempre lo vas a poder cambiar en cuanto puedas.
  4. Practicar y mejorar:
    Ahora que ya estás centrado en el estilo que quieres, es la hora de seguir practicándolo y tratar de mejorar lo máximo posible. El baile no es una cosa que se aprenda de la noche a la mañana y por este motivo, vas a tener que practicar y mejorar lo máximo posible si quieres lograr grandes resultados en este mundo tan complejo como es el baile. Para poder hacer esto, vas a tener que practicar muchas horas y mejorar, algo que podrás hacer si le dedicas suficientes horas a la pista de baile. Si ves que no mejoras, pregunta al profesor y presta más atención, ya que podría ser que estuvieras haciendo alguna cosa mal. Al final la práctica hará al maestro y si dedicas horas a bailar, le pones el interés suficiente y sobre todo, si tienes una enorme pasión por lo que estás haciendo, vas a conseguir tu objetivo y vas a poder bailar de una forma impresionante, como los auténticos bailarines de la pista de baile con los que siempre has soñado codearte.
  5. Salir a la pista y darlo todo:
    Ahora que ya has aprendido a bailar, lo debes dar todo y ya no debes ser tímido, ya que ya has aprendido a bailar y por lo tanto, ya puedes lucir tus nuevas habilidades en la pista de baile e impresionar a todo el mundo con las mismas. No tengas vergüenza y practica muchas horas en tu discoteca o sala de baile favorita. La mejor forma de aprender a bailar es bailando, que no se te olvide nunca y además, el objetivo de bailar es divertirse, así que sal a la pista de baile, diviértete, conoce gente, relájate y lúcete, ya que te lo has ganado.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.