Aunque los disfraces de superhéroes y princesas siempre son los más buscados, hay unos que no pasan nunca de moda. Se trata de los disfraces de animales. En una fiesta de disfraces siempre habrá una oveja, un gato, un conejo, entre otros muchos animales.

Estos disfraces son los más económicos por excelencia; ya que por lo general se reducen a piezas concretas como orejas, cola y maquillaje. Además, es muy probable que cuentes con estas cosas en casa. Por eso, si deseas saber cómo puedes hacer estos disfraces no puedes dejar de leer las sugerencias que te daremos a continuación.

¿Qué te parece si pones en práctica los consejos que te vamos a dar para tu próxima fiesta?… Vale, seguro lucirás genial y diferente del resto de los invitados. Lo más importante es que no tienes que regresar el disfraz, puedes usarlo las veces que quieras y no invertirás demasiado dinero, en algunos casos, quizás nada. ¿Hay una mejor opción para ti? No te engañes,  la verdad, esta es tu mejor opción.

Instrucciones para hacer un disfraz de animales

animales

Disfraz de conejo

Como ya lo habíamos dicho, para este disfraz solo necesitas una cola, un par de orejas y un buen maquillaje. Lo más fácil es comenzar con las orejas. ¡Vamos a por ello!

Orejas para disfraz de conejo

Para ello, necesitarás los siguientes materiales:

  • Goma Eva blanca y rosa
  • Tijeras
  • Pegamento de silicón
  • Una diadema
  1. Lo primero que debes haces es cortar el Goma Eva blanca con la forma de las orejas del conejo, es decir, delgadas y alargadas.
  2. Haz lo mismo con el Goma Eva color rosa, pero esta vez recórtalo más pequeña.
  3. Pega el rosa sobre el blanco, uniendo desde la base de las orejas.
  4. Luego, pega las orejas a la diadema procurando que queden lo más derechas posibles y déjalas secar.

Si lo deseas, para darle un toque femenino, puedes colocar en la base de las orejas, un lazo fucsia o morado, y con esto ya estarán listas tus orejas de conejo. Puedes hacerte dos colas para lucirlas mejor. Otro elemento clave es la cola.

Cola para el disfraz de conejo

Esto es sumamente sencillo de hacer. Solo necesitarás:

  • Algodón
  • Pegamento o Velcro
  1. Toma una bola de algodón de tamaño generoso, y defínela muy bien con tus manos.
  2. Agrégale un poco de pegamento y pégala al short o pantalón que utilizarás para tu disfraz de conejo. Si no deseas dañar la prenda de vestir, puedes pegar un poquito de velcro al algodón y coser otro trocito al short o pantalón y así poder adherirla. Cuando quieras quitar la cola y recuperar tu prenda, solo tendrás que descoser el velcro y listo.

Maquillaje para disfraz de conejo

  1. Primero, aplica una base líquida sobre todo el rostro.
  2. Pinta la parte inferior del párpado con un delineador líquido negro.
  3. Ahora, delinea la parte de abajo pero usando un creyón de ojos esta vez.
  4. Aplica mascara a las pestañas o puedes colocarte pestañas postizas si así lo prefieres.
  5. Usa un poco de colorete rosa debajo de los pómulos hacia afuera.
  6. En este maquillaje, lo más importante es el hocico del animal, por ello es la parte en la que más nos concentraremos. Dibuja un triángulo invertido en la punta de la nariz. Puedes usar un creyón de ojos negro o uno para labios rosa, según como desees verte.
  7. Aplica sombra blanca en todo el bozo.
  8. Con el creyón negro traza una línea justo debajo de la nariz y prolóngala hasta la mitad de los labios. Luego, haz una media luna para asemejar el hocico del conejo. Repite el proceso con el otro lado.
  9. Aplica un poco de colorete rosa en el lado izquierdo del bozo, haciendo un círculo pequeño, repite el proceso en el lado derecho.
  10. Con el creyón de ojos, dibuja puntos negros sobre el círculo de colorete rosa que hiciste previamente.
  11. Cerca de esos puntos, haz rayas para simular los bigotes del conejo
  12. Utiliza un creyón blanco para trazar en los labios, un par de dientes largos característicos de los conejos.

Ya con esto tienes un disfraz básico de conejo. Pero este no es el único que puedes realizar. ¿Qué te parece un disfraz de leopardo?

Disfraz de leopardo

Hacer un disfraz de este tipo, hoy día es fácil y sale muy económico; porque el animal print parece no pasar de moda.

Si tienes en tu armario una blusa y un pantalón de leopardo, ya más de la mitad del trabajo está hecho. Solo quedaría hacer la diadema, la cola y nuevamente el maquillaje. ¿Te gustaría saber cómo puedes hacerlos? Mira cómo,  es pan comido.

Orejas para disfraz de leopardo.

Necesitarás tener a la mano lo siguiente:

  • Un trocito de tela de animal print de leopardo
  • Tijeras
  • Hilo y aguja
  • Algodón
  • Una diadema

animales

  1. Corta cuatro triángulos de la tela animal print, dos para cada oreja, y cose todo el borde, excepto la parte de abajo.
  2. Rellena las orejas con un poco de algodón.
  3. Cose las orejas a la diadema. Dale varias vueltas para asegurarte que queden bien justas y no se vayan a descoser con facilidad.

¡Listo! Ya puedes usar tus orejas. Para completar el traje de leopardo, solo te falta la cola.

Cola para disfraz de leopardo

Necesitarás los mismos materiales que usarás para las orejas, menos la diadema, por supuesto.

  1. Corta un tozo largo, pero angosto de tela de leopardo.
  2. Cose uno de los lados, de punta a punta.
  3. Si deseas darle una mejor definición a la cola, puedes colocarle alambre y luego rellenarla con algodón.
  4. Fija la cola al pantalón, short o falda que usarás.

Ahora vamos con el maquillaje.

Maquillaje de leopardo

  1. Luego que hayas emparejado el rostro con base, traza una línea gruesa color negro sobre el párpado móvil.
  2. Puedes trazar otra línea en la parte de abajo del ojo, dejando en ambos casos un pequeño rabito para dar un efecto de alargamiento al ojo.
  3. Maquilla las cejas y haz lo mismo con las pestañas
  4. Dibuja un triángulo invertido, color negro, en la punta de la nariz.
  5. Traza una línea desde la punta de la nariz hasta el inicio de los labios y curvéala, haciendo un semicírculo, en el bozo de lado y lado.
  6. Haz unos puntitos negros en el bozo y luego dibuja unas líneas negras para los bigotes del felino.
  7. Dibuja marcas de leopardo por todo el rostro. No tienen por qué quedar perfectas.
  8. Puedes pintar los labios de color marrón para que armonice con el disfraz. Con este punto ya habrás acabado.

Pero supongamos que quieres más opciones ¿Se te ocurre alguna?… ¿Qué tal un disfraz de mariquita? Estos en particular, se ven muy tiernos en los bebés pero cualquiera podría usarlo. No te preocupes por cómo vas a hacerlo. Solo toma nota.

Disfraz de mariquita

En este caso, lo más importante del disfraz de mariquita es su caparazón. Por eso, es a lo que más atención vamos a darle. Comencemos describiendo lo que debes hacer. Pero, antes de eso, necesitarás los siguientes materiales:

  • Cartón grueso
  • Pintura acrílica negra y roja
  • Pinceles
  • Navaja
  • Lápiz
  • Cinta raso negra

animales

  1. Lo primero que debes hacer es dibujar sobre el cartón la forma del caparazón de la mariquita. Puedes hacer las alas un poco abiertas para que no se vea tan rígida la imagen.
  2. Dibuja también los círculos que caracterizan el caparazón de la mariquita.
  3. Cuando ya tengas listo el patrón de las alas, corta por todo el borde y así retirar el exceso de cartón con la navaja. Hazlo con mucho cuidado para evitar que puedas cortarte u ocasionar otro accidente, como dañar la superficie sobre la que estás trabajando. Es preferible que este paso lo lleves a cabo en el piso y con la precaución necesaria.
  4. Utiliza un pincel grueso para pintar d rojo el caparazón. Aplícale las capas de pintura que sean necesarias para que el color se vea uniforme. Haz lo mismo con los círculos y el color negro.
  5. Déjalo secar. Cuando ya esté bien seco, hazle unas pequeñas aberturas por las cuales introducirás la cinta raso para que puedas usarlas a modo de

¿Que necesitas para hacer un disfraz de animales?

  • Creatividad.
  • Ropa de tu armario.
  • Algodón.
  • Pegamento.
  • Tijera.
  • Goma Eva.
  • Hilo y aguja.
  • Maquillaje.

Consejos para hacer un disfraz de animales

Usa las alas sobre una blusa negra que puedes vestir junto con un pantalón negro o unas mallas. Solo te faltarían las antenitas para completar el disfraz. Puedes hacerlas con una especie de alambrito forrado de una gamuza que venden en las tiendas de papelería. Solo tendrás que pegarlas a una diadema y darles forma de espiral en la punta. Más fácil que robarle un dulce a un chaval.

Con respecto al maquillaje, no tiene que ser de un tipo en específico. Puedes crear tu propio maquillaje de fantasía valiéndote de los colores rojo, negro y blanco. Usa formas variadas como los puntos y espirales. También puedes dibujar pequeñas mariquitas en el rostro, ya esto queda a tu elección.

¿Qué más se te ocurre?… De seguro estas tres opciones que acabamos de darte te han estimulado la imaginación y ahora tienes un millón de ideas. Pues, ¿Qué esperas? ¡Ponlas por obra! Hay infinidad de opciones que puedes aprovechar. Está el disfraz de abeja, el de perro. Si quieres algo más elaborado y complejo, puedes pensar en las aves. Hay mucha variedad de donde escoger.

Si te pudiste dar cuenta, el traje de cada uno de los disfraces está a tu alcance. No tienes que salir a comprar nada. Solo abre tu armario y tómate el tiempo necesario para buscar y hacer las combinaciones que mejor te parezcan.

¿Te ha gustado?