¿Vas a tener una fiesta de disfraces? ¿Ya sabes cómo disfrazarte para acudir a dicha fiesta y deslumbrar a todos? ¿Qué te parece si nos ponemos a hacer un disfraz de duende?

Algo muy agradable de los disfraces de duende, es que no sólo son populares en Halloween, sino que también son muy populares en las fiestas de San Patricio o en las fiestas de disfraces fuera de las fechas comunes en las que nos disfrazamos. Además de que estos disfraces son muy agradables por muchos motivos, entre ellos, que nos recuerdan a personajes de videojuegos legendarios como The Leged Of Zelda o Drácula, así como también a personajes entrañables que han calado nuestros corazones como personajes de El Señor De Los Anillos o Game of Thrones.

Otra de las cosas que hace que este tipo de disfraces sean tan buenos, es que las mujeres y los hombres pueden utilizarlos sin importar qué edad tengan, ya que a todos nos quedan geniales y así no pasa lo que siempre nos sucede a muchas chicas, que queremos hacernos un disfraz o comprar uno pero sólo tenemos opciones sexys y no siempre queremos lucir sexys, así que un disfraz de duende puede ser una buena opción ya que no siempre tiene por qué ser sexy. Por ese tipo de motivos y muchos más, es que quiero que sepas cómo puedes hacer un buen disfraz de duende. De esta forma podrás utilizarlo cuando vayas a la fiesta de disfraces a la que deseas acudir.

Pero hacer un disfraz de duende no es algo que podamos crear en un solo día y menos aún si no contamos con todos los aditamentos y elementos necesarios para su elaboración. Seguramente hay algunas cosas que podrás conseguir fácilmente de tu armario con lo que podrás hacer tu disfraz, pero de no ser así, no te preocupes, no necesitarás mucha ropa para poder hacerlo.

De hecho, posiblemente ya cuentas con las cosas necesarias en tu armario y si no, podrás conseguir muy fácilmente todo lo que vamos a utilizar. Lo más importante es que sepas cómo quieres que quede el disfraz y por supuesto, que te quede muy bien.

Los colores principales que vamos a necesitar serán el color verde, rojo o naranja, ya que son los colores que más se asocian a este tipo de personajes de fantasía, pero en caso de que no cuentes con cosas de un solo color, variar los colores y tonalidades es válido. Sólo importa que hagamos el traje según lo que estaremos planteando aquí para que sea un indiscutible e inconfundible disfraz de duende. También tendremos que “tunear” unos zapatos para darle esa apariencia que necesitamos. Así que no esperes más y vamos a poner nuestras manos a la obra para poder hacer ese look perfecto para fiestas de disfraces.

¿Que necesitas para hacer un disfraz de Duende?

  • Tela
  • Pegamento
  • Máquina de coser o hilo y aguja
  • Pintura
  • Hebilla de metal
  • Cartón

Instrucciones para hacer un disfraz de Duende

  1. Lo primero que haremos será comenzar con la chaqueta o el saco de duende. Este puede ser de color, negro, verde, rojo o naranja, dependerá de lo que tengas y de lo que te guste. Muchas veces no hay que modificar el saco, a menos que queramos ajustarlo a nuestro cuerpo. En general si el saco es de tu talla no hay mayores modificaciones qué hacer. Pero en caso de que el saco no sea de tu talla o que quieras personalizarlo un poco más, puedes ajustarlo cortando los bordes interiores de las mangas y los laterales del saco. De esta forma podremos hacer que el saco sea de nuestra talla. Pero ten cuidado al cortarlo y al coserlo, no querrás que te quede demasiado justo y que después no puedas utilizarlo. ¡Se estropearía todo!
  2. Si queremos hacer nosotros mismos la parte superior no será tan complicado; una vieja camisa verde nos servirá de maravilla para poder hacer la parte superior. Sólo tenemos que fijarnos que no tenga estampados en la tela, o en su caso, si son estampados pegados, podremos utilizar la camisa al revés para que los estampados no se noten. Si cortamos las orillas de la camisa o del saco, lograremos que se asemeje más al traje tradicional de un duende. Para esto sólo tenemos que doblar la camisa a la mitad verticalmente y cortar dos o tres triángulos en la parte inferior. Estando la camisa doblada los cortes serán más exactos y se verá más prolijo. Mira la imagen que está aquí abajo para que comprendas lo que estamos tratando de decirte. Como podrás ver incluso puedes colgar algunos cascabeles en las orillas para que se parezca más a un traje de duende.
  3. Tenemos que ponerle un cuello de picos en color amarillo, rojo o blanco para que se parezca a los cuellos comunes de los duendes. Esto no es difícil de hacer, de hecho, sólo tenemos que cortar un círculo con la circunferencia de la camisa o de nuestro cuello y procurar que tenga la forma de varios triángulos. Para esto podemos cortar un recuadro de tela doblado en 4 partes y con la medida de la cuarta parte de la circunferencia de nuestro cuello o camisa mientras al resto lo ponemos con forma de triángulos, así además ahorramos tiempo al cortar. Mira el siguiente ejemplo para que comprendas de lo que estoy hablando. Como podrás ver el cuello puede ser de varios colores, pero que tenga forma de picos lo hace perfecto.
  4. Lo siguiente que tenemos que hacer es la parte inferior del traje. Esto será bastante más sencillo ya que sólo vamos a requerir de un pantaloncillo corto o largo de color café o verde. El verde es el color más común en este tipo de traje, pero incluso si no tienes uno así, puedes utilizar uno rojo o negro. Lo que esté a tu alcance está bien. Lo más importante será combinarlo con unos calcetines o medias de rayas, también pueden ser de algún color sólido como verde o blanco. Como podrás ver en el ejemplo de la foto, esto será lo que le dará el toque de duende a tu disfraz. En caso de que no quieras utilizar pantalones o seas una mujer o niña, puedes hacer que la parte superior sea más larga para utilizarla como falda y que así cubra todo sin tener que utilizar pantalones. También puedes utilizar una falda más pequeña si lo deseas.
  5. Ahora lo siguiente a tomar en cuenta es el calzado. Esta es una parte que muchas veces las personas olvidan cuando se trata de hacer un disfraz, pero es algo verdaderamente importante porque este será el toque que hará que tu disfraz se vea más producido o “profesional”. Existen muchas formas de solucionar la parte de los zapatos. Algunas tiendas online los venden, también se pueden encontrar en épocas de Halloween, pero si tú no puedes conseguir estas dos opciones, o no tienes ganas, realmente no hay problema, porque puedes hacerlos o arreglarlos en casa. Eso es bastante fácil. Sólo hay que hacer un par de zapatos de tela con la forma de zapatos de duende. Por suerte hay muchos DIY en internet que nos dicen cómo hacerlos fácilmente. También puedes utilizar unos zapatos que ya tengas, d preferencia negros o cafés. Ponles una hebilla cuadrada grande y aumenta un poco la parte de arriba con vinil o cuero falso. La hebilla es fácil de hacer, la podemos hacer con cartón y papel aluminio o también podemos conseguir una hebilla. En caso de no poder hacer ninguno de los métodos anteriores, entonces puedes hacer una hebilla con papel aluminio y cartón, sólo hay que pegarla con silicona líquida o caliente.
  6. Lo siguiente que vamos a necesitar será el sombrero. Un duende sin sombrerito no es un duende, o al menos no será tan similar a uno. Para esto tenemos varias opciones. Podemos hacer el sombrero, o bien, podemos “tunear” uno que compremos en algún lado o que ya tengamos. Para esto vamos a comprar pintura en aerosol que no sea diluirle en agua, porque no queremos que nos pinte la cabeza al ponerlo porque hemos sudado. Vamos a pintar el sombrero y luego vamos a ponerle un listón y una hebilla para que parezca un sombrero de duende. También podemos forrar el sombrero con tela, pero esto habría que hacerlo con cuidado para que quede prolijo.
  7. También podemos hacer un sombrero de tela. Sólo tenemos que medir la circunferencia de nuestra cabeza y aumentarlo 1 o 2 centímetros de margen de costura y para añadir más piezas. Si la tela es estirable mejor. Vamos a hacer un molde con la mitad de la circunferencia de nuestra cabeza en forma de cono de helado, pero más grande. Cortaremos esto sobre la tela, pero estando esta doblada. De esta manera el corte será doble y no tendremos que cortar dos piezas iguales. Posteriormente añadiremos una orilla de un color más claro o del color que queramos y procederemos a coser. Ahora por último vamos a ponerle un cascabel o una bolita de tela en el extremo de la punta y una hebilla si lo deseas en la parte de la frente.

Consejos para hacer un disfraz de Duende

  • No te olvides de ponerte un cinturón con una gran hebilla para parecer un duende.
  • También puedes utilizar medias verdes o blancas en lugar de medias de rayas.
¿Te ha gustado?