Hacer un disfraz de marinera es mucho más fácil de lo que puedes imaginar. Cuando se acercan estas fechas tan bonitas de disfrazarse, es mejor que se tenga un As en la manga. Muchas veces nos ha pasado que se va acercando el día de carnavales o de Halloween y vemos que no tenemos disfraz. Y, muchas veces, ni siquiera tenemos claro de qué nos queremos disfrazar. En este artículo apostamos por el disfraz de marinera, uno de los disfraces de mujeres más usados. Es un disfraz bastante sencillo, pero no por eso menos elegante o bonito. Lo bueno de vestirse de marinera es que no nos hace falta comprar el traje en una tienda. Sino que podemos hacerlo nosotros mismos en nuestra casa. Este es un disfraz ideal para hacerlo en pareja.

Podemos hacer el disfraz prácticamente con ropa que tengamos por casa. Últimamente se ha puesto muy de moda el estilo de marinero en la ropa del día a día. Por eso, podemos aprovechar todas esas prendas que nos compramos un día de estilo marinero para el disfraz. Después le añadiremos unos cuantos detalles para que el resultado sea fantástico.

¿Cómo puedo hacer un disfraz de marinera casero?

Para empezar a hacer el disfraz de marinera, debemos conseguir los elementos básicos del disfraz. Lo más importante que tenemos que saber es la combinación de colores de un disfraz de marinera: azul, rojo y blanco.

La parte de arriba

Encontrar la parte superior del disfraz de marinera es lo más fácil. Solo tenemos que mirar en nuestro armario y escoger una camiseta a rayas. Lo más usual es que la camiseta sea azul y blanca, a rayas. Pero si tienes una camseta a rayas negras, también te puede servir. Para el cuello de la camiseta o camisa se suele escoger una que tenga el cuello en V. Pero si tu camiseta tiene cuello redondo o a la caja, no te preocupes, puedes utilizarla igualmente. Lo importante es que dé la sensación de que estás llevando una camiseta de marinera.

Por este motivo, si escoges una camiseta totalmente azul marina, también puede servir. Solo bastaría con ponerle algunos adornos de color, como botones rojos o blancos.

Un pequeño pero gran toque final

Y, para darle el toque final a la parte superior de nuestro disfraz de marinera, podemos hacerle nosotros los puños de marinero a la camiseta que nos vayamos a poner. Siempre y cuando sea de manga larga, claro. Si has escogido una camiseta de mangas cortas, este paso te lo puedes saltar. Solo necesitamos dos trozos de tela o papel tisú del tamaño de nuestra muñeca de color azul marino si nuestra camiseta es a rayas y de color blanco si nuestra camiseta es enteramente azul marino. Podemos coserlos a la camiseta o simplemente fijarlos con un alfiler o un imperdible. De esta forma podrás seguir utilizando tu camiseta después de los carnavales o cualquier fiesta de disfraces.

Para darle un último toque de marinera a la parte superior, podemos incluir un lazo alrededor del cuello. Para hacerlo solo tienes que buscar o comprar un pañuelo corto. Puede ser de color azul, rojo o blanco con detalles azul o rojos. Escoge el diseño que más te guste y te convenga. Atálo alrededor de tu cuello dejando caer los dos extremos del pañuelo por la parte delantera del disfraz.

La parte de abajo

Para la parte inferior de tu disfraz de marinera puedes escoger tanto falda como pantalón. Pero en este artículo apostaremos por la falda. De todas formas, si quieres hacer tu disfraz con pantalón, solo tienes que escoge unos pantalones cortos o largos de color azul marino ceñidos. Es mejor si estos pantalones tienen tirantes y botones grandes a los lados. Si tus pantalones no tienen nada de esto, añádelo tu misma. Para los botones, solo tienes que coser tres a un lado y tres en el otro, de forma que queden paralelos entre ellos. Y después engancha unos tirantes a tus pantalones y habrás acabado con la parte inferior.

Si quieres que la parte inferior de tu disfraz de marinera sea una falda, tienes muchas posibilidades. El disfraz de marinera es muy versátil en este sentido. Puedes elegir tanto una falda ceñida o una con volantes. Si eliges la ceñida, suele ser enteramente de color azul marino. Para darle un toque más marinero, puedes ponerte un cinturón rojo y blanco a la altura de la cadera.

Si, en cambio, prefieres una falda con volantes, puedes escoger una que sea entera azul marino, blanca con detalles azules, blanca con detalles rojos, azul marino con rayas blancas… Si quieres darle un toque más carnavalesco a tu disfraz, puedes darle volumen a tu falda. Para hacerlo tienes que ponerte una falda más voluminosa debajo, como un cancán o un tutú que venden en cualquier tienda de disfraces. De esta forma, no solo tendrás una parte de abajo más bonita y vistosa, sino que si el tutú es blando quedará genial con tu falda azul marino.

El calzado

Para elegir los zapatos hay mucha más libertad que en las partes superior e inferior del disfraz de marinera. Puedes ponerte tanto zapatos de tacón, como bailarinas, como zapatillas. Lo importante es que sean de los colores del disfraz. Puedes ponerte unas zapatillas blancas enteras o unos zapatos de tacón rojos. O unas manoletinas o bailarinas negras con detalles blancos, o rojos o azules.

El gorro

Esta puede ser la parte más difícil de hacer de este disfraz. Pero no imposible. Lo haremos paso a paso para que sea más sencillo. Para hacerlo necesitaremos fieltro de color blanco y una cinta de color azul marino. También nos harán falta un par de tijeras y un trozo de goma eva de color rojo o dorado. Para terminar, tendremos que tener a mano un poco de hilo y una aguja. Cuando hayamos reunido todos los materiales, podemos comenzar.

Tomando medidas

Lo primero que tenemos que hacer es coger una cinta métrica flexible. Puedes encontrarlas en cualquier mercería o tienda dedicada a la costura. Una vez la tengas, mide el contorno de tu cabeza con la cinta métrica. La altura debe ser más o menos por la frente. Anotamos la medida en una hoja para que no se nos olvide y seguimos midiendo. La otra medida que tenemos que hacer va desde la mitad de nuestra oreja hasta la coronilla. Anotamos la segunda medida porque tenemos que hacer una cuenta. Tenemos que dividir la primera medida entre seis, que son las partes que necesitamos. Redondeamos el número que nos ha salido para que sea exacto.

Imaginemos que nos ha quedado un resultado de 10 cm después de dividir. Cogemos un poco de papel fieltro blanco y hacemos una línea recta con el resultado, en nuestro caso, 10 cm. Ahora hacemos una muesca en la mitad de la línea. Ahora cogemos una regla y ponemos el centímetro 0 en uno de los extremos de la línea y hacemos una línea con la longitud de la segunda medida, de forma que nos quede un triángulo. Necesitamos seis triángulos iguales como el que acabamos de hacer.

Empezamos a unir las partes

A continuación, tenemos que unir los triángulos por los extremos laterales. Tenemos que unir un lateral del triángulo con otro lateral de otro triángulo. Tened cuidado, ya que solo hay que unir uno de los lados, el otro lado se unirá a otro triángulo. De forma que cuando los tengamos todos pegados quedará una especie de cúpula, que será la parte donde irá nuestra cabeza. Ahora recortamos una tira de unos 7 u 8 centímetros de ancho, mientras que el largo será la primera medida que hicimos (suele ser alrededor de 60 cm para una persona adulta).

Esta tira la tenemos que unir a la cúpula que teníamos antes, para hacerlo solo tenemos que pegarla o coserlaa su alrededor. Es mejor si dejamos alrededor de tres centímetros hacia arriba y otros tantos hacia abajo. Para que dé el efecto de gorro de marinero. Ahora pegamos o cosemos la cinta de color azul marino en el centro de la franja blanca que acabamos de añadir. Por último, dibujaremos en el trozo de goma eva un ancla y la recortaremos. Después la pegamos en el centro del gorro y habremos terminado.

Últimos retoques

Para finalizar el disfraz, podemos añadir pequeños detalles para completarlo. Si habéis elegido falta, podéis poneros unas medias blancas para darle un efecto más bonito. Y podemos añadirle algunos botones dorados a la falda o al pantalón. Por último, hay que prestar atención al maquillaje. El maquillaje para un disfraz de marinera es muy sencillo. Con pintarte los labios de color rojo intenso podrías tenerlo totalmente terminado. Pero puedes pintarte los ojos en plan pin up y hacerte un peinado pin up para darle un toque clásico y divertido.

Esperamos que este artículo os haya servido de gran ayuda para aprender a cómo hacer un disfraz de marinera para cualquier evento como carnavales o Halloween. Aunque este disfraz sea sencillo de hacer, queda muy bien y, a diferencia de muchas personas, no nos habremos gastado apenas dinero en hacerlo. Esperamos vuestros comentarios con los resultados que habéis obtenido.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.