En el maquillaje de noche buscamos resaltar más nuestras facciones, sobre todo si tenemos una fiesta o evento elegante. Durante la noche podemos atrevernos con tonos más intensos y oscuros. Profundizar la mirada, marcar las cejas, resaltar los pómulos, e intensificar los labios suele ser el procedimiento habitual para un maquillaje nocturno. Aunque no podemos negar que en las últimas tendencias encontramos un poco de todo: apariencia natural, tonos “nudes”, labios llamativos, colores metalizados… Si quieres aprender a hacer un maquillaje de noche completo y acorde a tu gusto, ¡no te pierdas este artículo!

 

¿Que necesitas para hacer un maquillaje de noche?

Para un maquillaje de noche perfecto necesitas los siguientes productos:

  1. Base de maquillaje líquida
  2. Corrector de unos tonos más claros que tu piel y polvos o maquillaje de unos tonos más oscuros que tu piel. Puedes sustituirlos por un kit de contouring.
  3. Polvos translúcidos o maquillaje en polvo
  4. Blush o rubor
  5. Iluminador líquido o en polvo
  6. Esponja difuminadora
  7. Brochas de maquillaje
  8. Paleta de sombras de ojos de distinta intensidad
  9. Delineador de ojos
  10. Máscara de pestañas
  11. Pintalabios o delineadores de labios a tu elección

Opcional, para perfeccionar aún más tu maquillaje:

  1. Primer
  2. Fijador de maquillaje
  3. Kit de cejas (peine, fijador, sombras)
  4. Pestañas postizas

Instrucciones para hacer un maquillaje de noche

Puedes comenzar el maquillaje de noche empezando por el rostro, y siguiendo por los ojos, cejas y labios. Aunque algunas personas prefieren empezar por las cejas y los ojos y luego colocar la base. Este último procedimiento es ideal para ti si crees que podrías estropearte la base de maquillaje con la sombra de ojos o mascarilla de pestañas.

Rostro

Tanto si quieres un maquillaje de noche sencillo como uno más intenso, es ideal que sigas estos pasos para lucir una piel lisa, joven y con el efecto “glossy” que tanto se lleva. En primer lugar, asegúrate de que tu rostro esté bien limpio e hidratado antes de comenzar.

  1. Primer: es un producto prepara la cara, reduce los poros y hace que el maquillaje sea más duradero. Muchos dan iluminación al rostro. Este paso es opcional pero muy útil si necesitas que el maquillaje se mantenga perfecto durante toda la noche.
  2. Base de maquillaje: coloca unas gotas de base líquida por todo el rostro y extiéndela con golpecitos ayudándote de una brocha especial o una esponjita. Aplica también en el cuello para evitar el efecto “máscara”. Una vez todo cubierto, pasa una esponjita de maquillaje previamente humedecida dando toquecitos por el área para difuminar y quitar el exceso de producto.
  3. Corrector: debe ser más claro que la base de maquillaje para aportar luz a las zonas clave del rostro. Se coloca haciendo un triángulo que comience en el lagrimal, baje hasta la nariz y cruce el pómulo hasta llegar debajo del ojo. También se va a añadir un poquito en el centro de la nariz, barbilla, párpados y entre las cejas. Es importante difuminar todo bien con la esponjita.
  4. Polvos: sin color (translúcidos) o del mismo color que el corrector, sirven para sellar el maquillaje. Se coloca en pequeños toques alrededor de los rojos y párpados ya que el maquillaje suele “cuartearse” en esta zona.
  5. Contorno: en este paso vas a añadir sombras a ciertas partes del rostro para que se vea más esculpido y bonito. Elige un color acorde a tu cara, pero más oscuro. Es muy importante que sea mate. Con una brocha especial aplícalo debajo de los pómulos, alrededor de la cara, en la línea de la mandíbula y en los laterales de la nariz. Recuerda difuminar muy bien para que parezca lo más natural posible.

  1. Blush: resalta tus mejillas con colores rosados o anaranjados. Aplícalo en la parte central de los pómulos y no lo lleves demasiado a la nariz ni a la oreja. Intenta dejar unos dos dedos de distancia desde la nariz hasta el comienzo del blush.
  2. Iluminador: es el producto estrella en los últimos años, y se hace imprescindible para un maquillaje de noche tanto natural como marcado. Existe tanto en formato líquido como en polvo, de distintos tonos, con más o menos brillo… Puedes utilizar el que prefieras, aunque va a resaltar más si es claro y de buena calidad. Colócalo en las partes del rostro que quieras hacer brillar: justo debajo de las cejas (si no has utilizado sombras en esta zona), en la punta de la nariz, en el contorno superior de los labios y en la parte superior del pómulo. Procura difuminar muy bien con un pincel largo y plano o dando toquecitos con los dedos. El iluminador también puede aplicarse en la clavícula y hombros para resaltarlos.

Ojos

El maquillaje en los ojos de noche debe ser más intenso que durante el día. Elige sombras oscuras y brillantes. El color café y el efecto difuminado son tendencia en esta temporada. Sin embargo, también se llevan tonos rosados, morados, colores metalizados… Sea como sea, estos son los pasos fundamentales para maquillar los ojos:

  1. Sombra mate en el párpado: también se conoce como “color de transición”. Utiliza un color café, naranjado o rosado algo más oscuro que tu piel. Comienza en el centro del párpado y ve desplazando el color hacia la cuenca del ojo. A medida que te acerques a las cejas, procura difuminar más y más haciendo movimientos redondos con el pincel. Difuminar toma su tiempo, ¡no desesperes!
  2. Sombra más oscura para la cuenca del ojo: destaca el área de la cuenca del ojo con un color más oscuro que el anterior.
  3. Sombra brillante y clara: escoge un color muy claro y brillante (blanco o plateado, por ejemplo) para resaltar el párpado móvil. Si quieres que quede más intenso, impregna el pincel que vayas a usar con cualquier fijador de maquillaje. También puedes colocar brillo en el lagrimal del ojo, y justo debajo y en el centro de cada ceja.
  4. Vuelve a utilizar el color de transición para aplicarlo con una brocha pequeña debajo de los ojos, por la la línea de las pestañas.
  5. Finalmente, delinea tus ojos con un lápiz o eyeliner negro para dar profundidad. Si te cuesta dibujar la raya, puedes hacer primero una guía con un poco de sombra oscura y posteriormente rellenarla con delineador líquido. Puedes hacer la línea sólo en la parte superior del ojo, incluir el lagrimal o delinear todo el ojo.
  6. Máscara de pestañas: utiliza una máscara negra resistente. Aplícala con cuidado sobre las pestañas peinándolas hacia arriba y haciendo movimientos en zig-zag. Para evitar mancharte puedes sujetar un trozo de papel encima del párpado y detrás de las pestañas mientras las maquillas. También puedes colocar la máscara de pestañas antes que la sombra.
  7. Pestañas postizas: cada vez se utilizan más este tipo de pestañas, sobre todo para maquillaje de noche o fiestas ya que produce un efecto espectacular en la mirada. Intenta utilizar pestañas de buena calidad y dominar su colocación antes de maquillarte. Algunas vienen con adhesivos, otras se ponen con pegamento especial y luego están las imantadas ¡prueba y elige la que más te guste!

Si lo que quieres es un maquillaje de noche natural, utiliza menos contraste entre las tres sombras de ojos indicadas. Es decir, procura que sean colores más similares y que se asemejen al tono de tu rostro.

Cejas

  1. Peina: en primer lugar, peina tus cejas con un cepillito especial o incluso algún aplicador de máscara de pestañas (limpio) que tengas en casa.
  2. Rellena: utilizando un color ligeramente más claro que tus cejas, rellena éstas con pinceladas rápidas. El color debe oscurecerse en la “cola” de la ceja y difuminarse al otro lado. Para resaltarlas, traza una línea con la brocha siguiendo la parte de abajo de la ceja. Recuerda que actualmente se llevan las cejas marcadas y gruesas.
  3. Puedes colocar un producto fijador en las cejas para que se mantengan ordenadas y definidas.
  4. Otro truco muy utilizado para resaltar las cejas es aplicar alrededor un corrector claro, y luego difuminar con mucho cuidado.

Labios

Para que los labios duren maquillados más tiempo y se vean más bonitos y jugosos, es esencial exfoliarlos para retirar todos los pellejitos e hidratarlos.

  1. Actualmente se llevan los labios gruesos y voluminosos. Para lograrlo, utiliza un lápiz oscuro y marca tus labios de la siguiente forma:

  1. A continuación, con un color más claro vas a rellenarlos y a difuminar poco a poco el delineado.
  2. Puedes añadir un gloss con brillos en el centro de los labios para acentuar el efecto de jugosidad y grosor.

Por otro lado, también se llevan los colores mate rojos, morados, cafés e incluso azules y negros. Depende del look que quieras llevar, ¡todo está permitido!

Otro tipo de maquillaje de labios que se está usando es el asiático. Consiste en aplicar un color rojo o rosado sólo en el centro de la boca y degradarlo suavemente, dejando los bordes de los labios sin pintar. Úsalo con gloss transparente encima.

Si quieres que el maquillaje se mantenga intacto, el último paso es aplicar spray fijador de maquillaje por todo el rostro.

Consejos para hacer un maquillaje de noche

Si quieres que tu maquillaje de noche sea lo más favorecedor posible, echa un vistazo a estos consejos:

  • Al ser maquillaje de noche, utiliza tonos más oscuros que los que uses durante el día.
  • No es cierto que si has maquillado mucho los ojos debes llevar los labios de un color discreto. O que los labios de color intenso deben ir con un maquillaje de ojos muy sencillo. Estas “reglas del maquillaje” quedaron atrás y hoy en día se llevan todas las combinaciones.
  • Si buscas un maquillaje de noche para vestido negro, hay varias opciones que combinan de manera excelente. Si te gusta el look natural, puedes optar por un maquillaje con tonos cafés, nudes y satinados. Otra posibilidad es usar sombras de ojos discretas y dar protagonismo a los labios pintándolos de rojo, rosa intenso o granate. La sombra de ojos “ahumada” en tonos negros o grises también queda perfecta con vestimenta negra.
  • Hay tonos de sombras que te van a favorecer más según el color de tus ojos. Así, un maquillaje de noche para ojos cafés deberá componerse de negros, morados, marrones, dorados o verdes oscuros. Mientras que los colores pasteles no le van a favorecer tanto. Por otro lado, los ojos azules y verdes destacan más con sombras grises y lilas, siendo mejor evitar las verdes.
  • Recuerda que el delineado en la parte superior del ojo hace que éste parezca más grande. Cuando abarca el lagrimal, hace efecto “ojos de gato”. Mientras que, si delineas el ojo completo puede hacerlo parecer más pequeño, pero destaca su color.
¿Te ha gustado?