El disfraz de bruja puede considerarse un clásico que ha sido utilizado en las diferentes celebraciones como los carnavales, Halloween o algunas fiestas temáticas, en las cuales, miles y miles de personas, han encarnado a estos seres legendarios y cuya historia ha estado poblada de enigmas.

De tal manera, estos seres que se disfrazan de brujas y se despojan un poco de lo que son, requieren maquillarse para que verdaderamente puedan crearse una de estas misteriosas personalidades.

Instrucciones para maquillarte de bruja

Para elaborar un maquillaje ideal para disfrazarse de bruja y que este sea recordado durante mucho tiempo, tan solo es necesario emplear un poco de tiempo, utilizando para esto la creatividad y los cosméticos habituales. 

Por lo tanto, al momento de maquillarse, lo primero que se debe hacer es aplicar una base en el cuello y el rostro, utilizando un tono más claro que el del color natural de piel que posee la persona, lo cual creará el efecto de palidez que caracteriza a las brujas.

Del mismo modo, se deben aplicar los correctores para piel en las zonas de la frente, nariz, así como debajo de los ojos y cerca de la boca, empleando después un polvo traslúcido que servirá para sellar la base del maquillaje.

Así pues, cuando se trata de las cejas, estas deben peinarse, rellenándose los espacios vacíos que estas suelen tener con una sombra ojos de color café oscuro o quemada.

Asimismo, para que el maquillaje quede intenso y dure por más tiempo, un creyón de color blanco, se debe aplicar y difuminar con los dedos en el párpado móvil, mientras que en la zona en la que termina el párpado móvil, se debe usar un delineador en gel o un creyón de color negro, que se sellará empleando sombras negras difuminadas.

Por otra parte, si se quiere lograr una mirada más llamativa y hacer que los ojos se vean más pronunciados, es necesario realizar un v invertida en la parte final de estos.

Después, se aplicará por debajo de la sombra negra que está en el párpado móvil una sombra que sea de color rosa fuerte o color fucsia, difuminando ambos colores para lograr el efecto de degradado.

Con lo que respecta al delineado de los ojos, es recomendable emplear un delineador en gel o líquido de color negro en el párpado móvil, mientras que, para la parte de debajo del ojo, lo ideal sería utilizar un creyón negro.

Asimismo, si lo que se desea es tener una mirada que sea más intensa y llamativa, se pueden emplear pestañas postizas o utilizar un rizador para enchinar las pestañas, además de rímel de color negro.

Por otro lado, en el caso del maquillaje de los labios, estos deben delinearse empleando un delineador en gel o un lápiz de color negro, difuminándolos. Además, en el centro de los labios se debe aplicar un labial que sea de color uva o fucsia, difuminándolos nuevamente para que se integren ambos colores.

Cómo maquillarse de bruja

Asimismo, si se desea que el maquillaje se vea terrorífico y original, se pueden dibujar telas de araña, elaborando una que esté cerca de la ceja y otra en la mejilla.

¿Que necesitas para maquillarte de bruja?

La persona que desee maquillarse de bruja de una forma sencilla y moderna sin la necesidad de buscar accesorios caros, puede optar por una alternativa diferente, que la haga lucir lo más real posible con tan solo utilizar pinturas, sombras, labiales y delineadores.

Así pues, no hace falta verse como una bruja mala, sino que por el contrario, podría ser una hermosa y buena, con rasgos bien torneados y sin tener que utilizar un disfraz comprado, sino tan solo vestirse con un vestido negro largo, un sombrero, una escoba y colocarse uñas postizas.

De este modo, para maquillarse los ojos se puede aplicar una sombra negra, morada, resaltando los ojos con delineador rojo y negro, elaborando cualquier fantasía que se considere conveniente, además de utilizar unas lentillas especiales para brujas, las cuales van a un crear un efecto que causará que la mirada se vea penetrante.

Asimismo, para darles ese toque de relleno a las cejas, estas se pueden pintar con delineador líquido negro, en vista de que las brujas suelen tener bastante pobladas las cejas, bien sea que estas sean malas o buenas, teniendo también la posibilidad de crear figuras en estas.

Por otra parte, al tratarse de las pestañas, en estas se puede aplicar rímel y  colocarles diferentes fantasías como una tela de araña que cuelgue. Asimismo, otra opción sería usar pestañas postizas para alargarlas, logrando una mirada más segura y que capte la atención de aquellos que la miran.

Por consiguiente, si se trata del maquillaje que se aplicará en todo el rostro, se puede emplear pintura de colores verde, carne o gris, los cuales darán un efecto de envejecimiento en la cara, que resultará increíblemente aterrador, pues la persona se verá como una bruja que es anciana y fea.

Por otro lado, los pómulos pueden resaltarse al aplicarles sombra o pintura negra, para que estos se vean más salientes o pronunciados, definiéndolos para que luzcan más sobresalientes o demacrados, según sea la preferencia de la persona, mientras que para los labios, se puede usar pintura negra, roja, morada o inclusive verde intenso o azul.

Asimismo, para dar el efecto de que los dientes son chuecos, se puede aplicar color negro en parte de cada uno de estos, e inclusive, pintar algunos completamente de este color para que parezca que a la persona le falta alguno, lo cual hará que esta luzca con el aspecto de una vieja bruja terrorífica.  

No obstante, las verrugas también suelen ser un elemento clave en el maquillaje de toda bruja, pudiendo comprarse en una tienda de disfraces, así como ser elaboradas con latex para que se vean más originales.

Por otra parte, las manos tienen que maquillarse de acuerdo con el tipo de bruja que se ha elegido encarnar, en vista de que, esta parte del cuerpo debe ir en armonía con el resto del maquillaje y los accesorios que hayan sido empleados.

Es decir, la persona puede pintar las manos con diferentes imágenes y modelos, haciéndolas más arrugadas o aviejadas de acuerdo con el modelo de maquillaje que haya decidido usar, empleando también uñas postizas plásticas que estén pintadas de negro, en vista de que estas son alargadas, considerándose un elemento esencial para este tipo de disfraz.

Asimismo, el cabello es otra de las partes a la que debe ponérsele mucha atención, pudiendo hacérsele reflejos con pintura verde, gris o incluso de color marrón, lo cual le dará ese toque de suciedad o vejez que suele caracterizar a las brujas.

Consejos para maquillarte de bruja

Para maquillarse de bruja, además de todas las técnicas y accesorios que se emplean tradicionalmente para que esta cause una sensación tétrica y terrorífica, se pueden realizar dibujos, formas y emplear accesorios adecuados para el disfraz de bruja, los cuales ayudarán a crear otros efectos de fantasía.

Cómo maquillarse de bruja

Del mismo modo, otra de las características físicas de una bruja es su palidez, cuyo efecto se puede crear si además del violeta, azul o negro, se emplean diferentes gamas de colores, especialmente el verde que, al aplicarse con un tono blanco difuminado, puede dar la apariencia de palidez y maldad, que genera un efecto en el que la bruja se verá agresiva y mala.

Del mismo modo, es importante que la persona acompañe a este maquillaje de un disfraz, el cual puede ser elaborado al utilizar un manto con una capucha de rojo y negro, que generará un aspecto viejo y sombrío, si se acompaña de un caminar encorvado o el uso de una joroba, lo cual hará que este efecto se vea mucho más real.

Además, las escobas, las cuales generalmente son hechas con ramas y palos, así como los sombreros puntiagudos, son otros de los implementos que siempre se asocian con las brujas y no deben faltar para complementar el maquillaje y los disfraces.

 

¿Te ha gustado?