Ahora que cada vez está más cerca la festividad carnavalera, cada día que pasa, preocupa más a quienes aún no tienen disfraz para su pequeño o pequeña. Puede ser por falta de tiempo o simplemente por falta de ideas. Pues bien, ha llegado el momento de solucionar este problema; son muchas las opciones que se pueden barajar en estas fechas, pero vamos a centrarnos en un clásico, una vestimenta que tiene cabida en cualquier fiesta de disfraces, del que son muchas las variantes que se pueden tomar, pero siempre con aires de finales de 60 y la década de los 70.

Efectivamente, nos referimos a realizar un disfraz de ¡Hippie! Para los padres más mañosos, será algo sencillo confeccionar cualquier disfraz, sin embargo, no todo el mundo dispone de la maña, y en ocasiones tampoco del tiempo para confeccionar un laborioso disfraz. Por eso, esta vestimenta es la elección ideal para estos padres carentes de maña o tiempo; ya que simplemente con la reutilización de prendas y accesorios que todos tenemos por casa, aunque debamos rescatarlas del baúl de los recuerdos, es posible realizar un disfraz muy visual y que pueda dejar boquiabierto a cualquier asistente a la fiesta o evento de disfraces.

Para ver algunas ideas, también os puede interesar este artículo relacionado: ‘Cómo hacer un disfraz de hippie’

Es necesario, para realizar un buen disfraz, conocer un poco más sobre el mundo hippie, esta tendencia de los años 60 y 70, fue un movimiento contracultural, libertario y pacifista; en cuanto a la vestimenta, que es lo que nos atañe en este momento, se debe saber que no debemos temer al color, que pueden ser variopintos, y mucho menos a los estampados, coloridos, llamativos y muy muy variados. Los complementos son una parte fundamental de esta tendencia, gafas grandes, cintas o diademas para el pelo, collares largos, pulseras anchas (lisas o con estampados) y casi cualquier cosa que se nos pueda ocurrir, puede venir bien como accesorio. También es un movimiento muy ligado a la naturaleza, por ello, símbolos como flores, estrellas o corazones, son muy destacados en esta tendencia. Sin olvidarnos por supuesto, del símbolo de la paz, que tan presente está en cualquier cosa relacionada con este movimiento.

Una vez que ya sabemos todo esto, ¡pongámonos manos a la obra!

¿Que necesitas para hacer un disfraz de Hippie para niño?

No son muchos los materiales que necesitaremos para realizar este disfraz, con un poco de imaginación, se puede dejar al pequeño o pequeña de la casa, como un auténtico personaje sesentero.

A continuación, pasaremos a describir los materiales necesarios:

  • Pantalón: puede ser un pantalón de colores vivos, incluso llamativos estampados; en caso de no tenerlo, nos servirá con un pantalón vaquero.
  • Camisa o camiseta: puede ser de cualquier color, ya que se puede combinar cualquier color en este tipo de disfraz, pero el blanco, servirá muy bien.
  • Retal de tela: el tamaño dependerá de la estatura del niño o niña; se debe medir desde una mano a otra (con ambos brazos estirados en ángulo recto con el cuerpo), así tendremos el ancho del retal; y desde el cuello a la cadera (esta medida, debemos multiplicarla por dos), así tendremos el largo del retal.
  • Maquillaje: pinturas para la cara de diferentes colores, cuanto más llamativas, mejor.
  • Complementos: collares, pulseras, gafas, etc…cualquier complemento sesentero nos servirá.

Instrucciones para hacer un disfraz de Hippie para niño

  1. Pantalón: el pantalón que usemos, puede ser, de cualquier color, incluso con estampados, además, si son llamativos, ¡mucho mejor! Si no tenemos un pantalón que encaje con estas características, podemos usar simplemente un pantalón vaquero. Es posible usarlo tal cual está, pero si es posible, se puede usar un vaquero en el que se puedan hacer algunas modificaciones (advierto que después de las modificaciones, no se va podrá volver a usar). Para darle un tono más acorde con la vestimenta, debemos hacerle algunos rotos, simplemente con las tijeras; además, podemos dibujar símbolos de la paz o alguna margarita en diferentes partes del pantalón.
  2. Retal de tela: el retal también puede ser de cualquier color o estampado, pero recomendamos que sea un retal de ante o antelina marrón, ya que le va a dar un toque muy de este movimiento. Lo que debemos hacer con el retal es muy sencillo: debemos doblarlo por la mitad del largo (medida tomada del cuello a la cadera del niño y multiplicada por dos) del retal; una vez doblado, haremos un medio círculo en el medio de la parte superior, de tal forma, que cuando estiremos el retal, veamos un círculo en medio (dicho círculo debe ser lo suficientemente grande como para meter la cabeza del niño por él). Posteriormente, con unas tijeras, haremos cortes para hacer los flecos, desde los extremos hacia el centro del retal (sin llegar al círculo central), el tamaño de los cortes, depende de gustos, eso sí, debemos tener en cuenta que los flecos estrechos, ¡quedan más vistosos! Y de esta manera tan sencilla, ya tenemos nuestro ¡Poncho de hippie!, prenda fundamental para el disfraz.
  3. Camiseta: no debemos hacer ninguna modificación a la camiseta, ya que irá debajo del poncho, se ha indicado que blanca quedaría bien, ya que si hacemos el poncho de antelina marrón, el contraste será más visual.
  4. Complementos: aquí debemos dejar correr nuestra imaginación, cualquier complemento de carácter sesentero nos puede venir bien, desde unas gafas, collares, pulseras, diademas, etc…incluso ¡todo junto!
  5. Maquillaje: no se requiere de un maquillaje elaborado para este tipo de disfraz, será suficiente con dibujar un símbolo de la paz, una flor, un corazón o simplemente una estrella; eso sí, a ser posible de colores vivos y que destaquen, bastará con un dibujo en cada una de las mejillas.

Consejos para hacer un disfraz de Hippie para niño

  • Después de todo lo que ya hemos visto anteriormente, ya estamos casi listos para ponernos a hacer el disfraz de hippie para los pequeños de la casa.
  • En el movimiento hippie, era muy frecuente el pelo largo, ya sea el disfraz para niña o niño, si no se tiene el pelo largo, una peluca puede ayudar a darle el último toque. Y para hacerlo aún más diferente, podemos añadir a ese pelo largo, un rasgón de cualquier tipo de tela o una corona de flores sobre la frente.
  • Y si se es un poco habilidoso, con un trozo de cartón, se puede hacer, por ejemplo, una guitarra, cuanto más colorida mejor, con flores, estrellas, corazones, etc… Y si no, otro buen complemento puede ser un bolso colorido, puede ser por ejemplo con tachuelas metálicas.
  • Si en una mano se sujeta la guitarra o el bolso; con la otra mano, con el dedo índice y el corazón, se hace la V, símbolo de la victoria y un gesto muy utilizado por este movimiento.
  • Como último consejo, dejaros llevar por vuestra imaginación, el movimiento hippie es colorista, naturalista, pacifista…solo hay que dejar correr la mente para añadir el toque personal a este disfraz, porque existen pautas para hacer un disfraz de hippie, bien sea para niño o para adulto, pero luego, cada uno puede personalizarlo, ya que se trata de un disfraz que admite infinidad de variantes.

Ahora que sabemos todos los pasos y ya estamos metidos completamente en este movimiento, dejemos volar la mente y la imaginación y ¡vamos a transformar a los pequeños de la casa, en auténticos HIPPIES!

¿Te ha gustado?