Con la Navidad se celebra en todo el mundo cristiano el nacimiento de Jesús como salvador del mundo, en una festividad que sustituyó en el calendario a otras festividades de los antiguos romanos, con el solsticio de invierno.

Según los evangelios bíblicos, el niño Jesús nació en un humilde pesebre donde se guardaban los animales en la ciudad de Belén, en la antigua Palestina, y de ahí surgió con los siglos la celebración de ese acontecimiento tan importante para el cristianismo con la construcción de un pesebre o belén, es decir, reproduciendo a pequeña escala toda la escena, con el pesebre, el niño Jesús, sus padres José y María, varios animales como una mula y un buey, los magos de Oriente que acudieron a adorarle, los pastores…

El pesebre o portal de Belén se prepara sobre una mesa o un aparador en casa, y lo más divertido es hacerlo con todos los miembros de la familia, y puede ser muy sencillo o llegar a convertirse en un auténtico trabajo de reproducción realista con todo tipo de detalles. Esta es una tradición típica de España y de Italia, y del resto de países católicos europeos, como Alemania o Polonia, y también se practica en toda Latinoamérica, en contraposición al árbol de Navidad y la figura de Papá Noel del norte de Europa y norte de América, y en general, de los países donde se asentó el protestantismo.

Ahora te damos diversos consejos para que aprendas cómo hacer un Pesebre de Navidad que guste tanto a quienes lo hagáis como a todos los que visiten tu hogar.

¿Que necesitas para hacer un Pesebre de Navidad?

  • Mesa
  • Figuras del pesebre -se compran en tiendas especializadas-.
  • Corcho
  • Cartón
  • Madera
  • Piedras
  • Musgo
  • Heno
  • Paja
  • Arcilla
  • Papel de aluminio
  • Trozos de espejo
  • Luces de led
  • Una estrela de Belén con su cola
  • Plantas pequeñas

Cómo hacer un Pesebre de Navidad

Instrucciones para hacer un Pesebre de Navidad

  1. El rincón. En primer lugar debes elegir el lugar donde colocarás el pesebre, en qué rincón de la casa estará colocado durante las semanas de Navidad. Evidentemente, dependerá del tamaño que vaya a tener, pues un belén pequeño lo podrás colocar, por ejemplo, en la entrada de la casa. También puede estar sobre una mesa en la sala principal o encima de un aparador o mueble adosado a una pared, o en caso afortunado, en una habitación sobre una mesa central que permita verlo desde todos los ángulos.
  2. El suelo. Una vez elegido el lugar del pesebre, coloca una tabla de contrachapado fino o un cartón grueso como base. Encima distribuye el musgo o heno o hierba, de forma generosa, cubriendo toda la superficie, para simular el campo verde. También puedes colocar arena o tierra. El objetivo es que logres un aspecto realista del entorno del pesebre. También puedes cubrir alguna zona con algodón en rama para dar un aspecto de nevada.
  3. El río. Elige un lateral para situar el riachuelo típico que acompaña al pesebre. Lo puedes realizar con papel de aluminio, procurando que tenga forma sinuosa. También puedes usar trocitos de espejo, colocando musgo en los bordes a modo de la vegetación de las orillas. También puede que prefieras construir una pequeña cascada, para lo que usarás tierra o arcilla húmedaspara crear un montículo donde puedas incrustar el papel de aluminio o los espejos. Usa algodón en rama para simular la espuma de la caída de la cascada, o más papel de aluminio arrugado.
  4. El paisaje. Aquí tienes varias opciones: si el pesebre está en una mesa contra la pared, puedes realizar un perfil en la pared de montañas más altas y bajas, el sol, nubes, a base de corcho o cartón; o puedes hacerlo de forma tridimensional, sobre la mesa, poniendo piedras más grandes y otras pequeñas, usando tierra, cajas de cartón que puedes revestir de tierra y musgo… Debes dejar el espacio necesario para el propio pesebre y las figuritas que lo habitarán. Puedes hacer un camino con arena por donde llegarán los Reyes Magos o los pastores. También quedarán muy bien diversas plantas que parezcan arbolitos, palmeras y arbustos o setos. Puedes hacerlos con cartón y musgo, o poner pequeñas plantas en tiestos o sobre su propio cepellón y raíces, disimulándolo con musgo o heno.
    Cómo hacer un Pesebre de Navidad
  5. Los edificios. En primer lugar, el pesebre. Lo puedes construir con paneles de corcho o cartón, o con madera contrachapada, como una cabaña o casita, pero con el frente completamente abierto, pues es donde situaremos la escena principal de la virgen María y José con el niño Jesús. También puede aparentar estar hecha de piedra, con piedras auténticas y arcilla. El techo lo puedes hacer con paja o con una teja, o con una piedra de pizarra… Piensa en poner otras edficaciones, como las casas de los pastores, murallas, algún pozo, aquí el límite es el espacio y tu afición, porque podrías construir el palacio de Herodes, un puesto militar de los romanos, más casas de la ciudad… En esto algunos belenistas son auténticos maestros y crean escenarios espectaculares dignos de ver, que acostumbran a participar en los concursos de pesebres que se hacen por estas fechas.
  6. Las figuras. Ahora es el momento de colocar las figuritas de todos los personajes. En el pesebre, obviamente, la Sagrada Familia, con el niño Jesús en el centro de la escena, sobre un pequeño pesebre, la Virgen María y San José. Luego están los animales que tradicionalmente les acompañan, la mula y el buey, los Reyes Magos y sus camellos, sus pajes, los pastores con alguna oveja. Todos estos personajes deben estar en una posición de ir hacia el niño Jesús, y con espacio suficiente entre ellas para que toda la escena se vea claramente. También puedes colocar un ángel sobre la casa del pesebre, un poco hacia atrás. Puedes colocar más animales o pastores, pero más distanciados, y algunos, como patos, cisnes o peces, en el río.
  7. Complementos. Puedes situar una estrella de Belén colgando sobre el pesebre, fijándola con hilo de sedal al techo, algún puente sobre el río, una hoguera con papel aluminio y una pequeña luz roja, nieve en las montañas con harina o algodón… Es importante que dentro del pesebre coloques una pequeña bombilla en la parte del fondo para iluminar bien toda la escena, al igual que iluminar todo el pesebre, para lo que puedes usar luces de leds.

Consejos para hacer un Pesebre de Navidad

  • Los cables eléctricos para las luces deben estar colocados de forma segura, de manera que no estén al alcance de los niños o de las mascotas que haya en casa.
  • Recuerda que lo más divertido y entrañable es preparar el pesebre entre toda la familia, sobre todo con los niños/as, más que el tamaño del pesebre.
  • El día 6 de enero acerca a los Reyes Magos más al niño Jesús, como símbolo de su día.

Cómo hacer un Pesebre de Navidad

¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 90,00% le ha gustado.