¿Queréis saber qué juegos para fiestas puedes hacer en la tuya para pasártelo bomba con tus amigos? Pues aquí os damos la respuesta a vuestra solución. Tanto si vais a celebrar una fiesta para niños como para adolescente o adultos, aquí encontraréis algunas opciones para jugar en vuestra fiesta.

Juegos para fiestas de niños

Empezaremos con los juegos para fiestas de niños, porque suelen ser las más habituales. Actualmente está de moda llevar a los niños a un sitio donde son otros los que les organizan la fiesta. Y esto está bien, sobretodo cuando no tienes tiempo para hacer una buena fiesta. Pero si este no es tu caso y puedes dedicar tu tiempo a hacerle a tu pequeño una gran fiesta ¿por qué no hacerlo? Además, puedes incluso hacer tus propios juegos para fiestas de niños

1. Nos montamos en moto

Todos sabemos que para que los niños se lo pasen bien no hay nada mejor que hacerles moverse. Y para esto este juego es ideal y bien sencillo. Un padre o madre hará de piloto y se pondrá sentado en el suelo. A continuación, los niños se irán colocando en fila de uno, todos detrás del piloto. Cuando estén todos colocados y listos, puede dar comienzo el juego. El piloto será el encargado de dar las instrucciones y los niños deben seguirla. Para ello, el piloto tiene que gritar: ¡A la izquierda! ¡A la derecha! Mientras va haciendo el movimiento con su cuerpo, girando exageradamente a la izquierda o a la derecha según las instrucciones. Los niños deben seguir el movimiento al mismo tiempo que el piloto. Para hacerlo más divertido podemos poner un poco de música marchosa.

2. El pollito inglés

Nada mejor que retomar los juegos de nuestra infancia. Lo bueno de este juego es que pueden jugar tanto los niños como los mayores. Hay veces que se lo pasan mejor incluso ellos. Para jugar a este juego hay que elegir al primer niño o adulto para que se la quede y este será el pollito inglés. El pollito inglés tiene que ponerse mirando a una pared, mientras que los demás niños se pondrán a una distancia de unos 4 o 5 metros de la pared. Una vez estén todos colocados, puede dar inicio el juego. El niño que esta en la pared debe cerrar los ojos y, mirando a la pared, decir: una, dos y tres, ¡pollito inglés! En el tiempo que tarda en decirlo, los demás tienen que avanzar todo lo que puedan. Pero cuando el pollito inglés se dé la vuelta, tienen que permanecer quietos como estatuas hasta que vuelva a mirar a la pared. Si el pollito inglés pilla a alguien moviéndose debe hacerle retroceder hasta la línea de salida. Ganará el que primero toque la pared donde se encuentra el pollito inglés. Y, quien gane, será el nuevo pollito inglés.

3. Carrera de huevos

Este juego es también bastante conocido y gusta tanto a niños como a adultos. Para jugar se hacen dos equipos, cada uno de un color y se les da un huevo y una cuchara. El objetivo es correr sosteniendo el huevo con la cuchara hasta una línea de meta y volver a su puesto con los demás compañeros del equipo. Si el huevo se cae, deberá volver con sus compañeros y repetir la carrera hasta que llegue a la línea de meta y consiga volver. Cuando vuelva, le pasará la cuchara y el huevo a un compañero del equipo. Ganará el equipo que acabe antes. Para las carreras con niños, suelen llevar la cuchara en la mano, pero también se puede sostener la cuchara con los dientes. Aunque esto será mucho más complicado y divertido. Y, si queremos hacer más emocionante el juego, podemos no decirle a los niños que los huevos están hervidos. O, directamente, jugar con huevos sin hervir. ¡Verás que risas!

Juegos para fiestas de adultos

Para empezar una fiesta de adultos con juegos siempre podemos tirar de los más conocidos, para ir cogiendo el ritmo.

1. El juego de las canciones

Hay bastantes formas de jugar a un juego con canciones. Las más divertidas empiezan por hacer dos grupos. El primer juego que se puede jugar es que un grupo debe decir una palabra. A continuación, el grupo contrario tiene 1 minuto para encontrar una canción que contenga esa palabra y cantarla. Otro juego que podemos hacer cantando es poner el nombre de varias canciones en papeles. Mantener los dos grupos que habíamos hecho antes. Entonces, uno de los miembro de un grupo coge un papel y tiene que tararear o silbar esa canción. Los demás miembros de su grupo deben adivinar de qué canción se trata. Solo tienen un minuto de tiempo para adivinarla. Ganará el grupo que consiga adivinar más canciones.

2. Yo nunca

Típico entre los juegos para fiestas de adultos. Este juego es muy sencillo. Solo tenéis que poneros alrededor de una mesa o sentados formando un círculo en el suelo. Cuando estéis todos colocados, tenéis que coger un vaso o una copa y llenarlos con vuestra bebida favorita. Entonces, un jugador empezará diciendo una cosa que no ha hecho nunca y todas las personas que lo hayan hecho, deben beber un trago de su vaso. Algunas de las frases que puedes decir son: yo nunca me he comido un bicho, yo nunca he salido en un programa de radio…

3. El twister

Este juego probablemente lo conozca todo el mundo. ¿Quién no ha jugado alguna vez al twister? Este juego levanta pasiones y es que no podía ser de otra forma. Este juego combina movimientos extraños con situaciones ridículas, ¿qué más se puede pedir? Para jugar lo único que tenéis que hacer es colocar en el suelo un panel de twister. Si no lo tenéis solo tenéis que colocar 16 círculos de cuatro colores distintos en cuatro filas. Lo único que tenéis que hacer es ir intercambiando los colores en cada fila. Este juego trae consigo una ruleta para saber qué movimientos hay que hacer. Los movimientos son cuatro mano derecha, mano izquierda, pie derecho y pie izquierdo, seguidos de un color. Si no tenéis esta ruleta, escribid en unos papeles las instrucciones de forma aleatoria y seguidlas durante el juego. Según la instrucción que haya tocado, eso deben hacer los jugadores, todos a la vez. A medida que pasa el tiempo el juego se vuelve más complicado. El jugador que se caiga será eliminado del twister ¡solo puede quedar el mejor!

4. ¿Quién soy?

Este juego es fácil verlo en cantidad de películas de adolescentes o en aquellas que salen fiestas. Es muy fácil jugar a este juego. Para empezar, debemos escribir el nombre de tantos personajes como jugadores haya en la fiesta. Es mejor llegar a un consenso y elegir una categoría de los personajes. Por ejemplo, actores y actrices de cine, actores y actrices de series, incluso vosotros mismos. Una vez hayamos escrito todos los personajes en los papeles, los doblamos y los metemos en un cesto. Cada jugador debe meter la mano en el cesto y sacar un papel sin leer el personaje que le ha tocado. Después, se debe pegar el papel en la frente (puede ser con una cinta) de forma que todos los demás jugadores saben quién es quién pero no uno mismo. A continuación, se elige un jugador para dar comienzo al juego. El jugador elegido deberá hacer preguntar a sus compañeros para intentar adivinar qué personaje es. Cada jugador solo puede formular una pregunta en su turno. Quien adivine antes qué personaje representa, gana.

5. Beer Pong

Todo el mundo ha visto este juego en las fiestas universitarias de las películas americanas. Esto es porque este juego fue inventado en norteamérica. Es muy sencillo jugar. Solo tenéis que colocar un montón de vasos de plástico en forma triangular en una mesa grande. Si se juega individualmente se suelen utilizar seis vasos. Mientras que cuando se juega por parejas, se suelen poner diez vasos. Si queréis darle un toque especial a vuestra fiesta, podéis decorar los vasos antes de jugar. Ahora tenéis que llenar de cerveza cada vaso, pero no completamente. También necesitamos para jugar una pelota de ping-pong. Lo más habitual es jugar por parejas, de modo que cada una de ellas se sitúa en un extremo de la mesa. Cada pareja tendrá delante suya diez vasos dispuestos y llenos de cerveza. El juego consiste en tirar la pelota y encestarla en un vaso de la pareja oponente. Cada pareja tiene dos tiros, uno por jugador. El jugador debe colocarse en frente de los vasos, detrás de la mesa. La pelota puede entrar en un vaso sin rebotar en la mesa, con un rebote en la mesa o con un rebote fuera de la mesa. Si acierta debe beberse la cerveza del vaso oponente. El equipo ganador es aquel que logre vaciar todos los vasos del rival.

Como podéis ver, hay gran cantidad de juegos que podéis hacer en vuestra fiesta para animarla y hacer que todos pasen un buen rato. Aquí solo os hemos puesto algunos juegos para jugar, pero si vosotros sabéis alguno diferente o jugáis a otros juegos cuando celebráis fiestas, os agradeceríamos que dejárais un comentario.

¿Te ha gustado?