Muchas de nosotras nos hemos unido a la moda de las botas largas. Es que resultan estilosas, femeninas y nos mantienen calientes en los días fríos. Sin embargo, puede ocurrir que se queden olvidadas en un rincón del armario. La culpa la tienen esas dudas que nos despiertan: ¿Cómo las combino para que queden bien? ¿Serán muy atrevidas? ¿Qué colores uso? Y al final optamos por ponernos los zapatos de siempre.

Pues esto te va a sorprender, pero como verás en este artículo, las botas largas combinan con casi cualquier conjunto de ropa. Además, son muy favorecedoras, haciéndote ver más alta y estilizada. Tanto si son de tacón como planas, si las escoges de color oscuro harán parecer tus piernas más delgadas.

Una vez que veas estos outfits y consejos, vas a querer ponerlos en práctica cuanto antes. Así que ve desempolvando las botas y sigue leyendo para enterarte.

Botas largas con pantalones vaqueros

Las botas largas no sólo se llevan con falda o vestidos. Por el contrario, tanto si son botas planas como de tacón, un conjunto ideal es llevarlas con pantalones vaqueros. Este look lo puedes usar para el día a día, y permite muchas combinaciones distintas. Además, puedes utilizar botas de cualquier color ya que los jeans van con todo. Por otro lado, son perfectas en las épocas más frías donde necesitamos ir muy abrigadas.

Puedes conjuntarlas con tu abrigo, chaqueta, bolso o sombrero. Incluso las más estilosas llevan botas que no comparten colores con otras prendas ni complementos. Por ejemplo, botas grises con vaquero celeste y jersey blanco.

Botas largas con vestido corto

Otra opción para un look más sexy es llevar las botas con mini vestidos. Para este outfit, suelen utilizarse aquellas que son por encima de la rodilla o XL ajustadas. Este tipo de botas son de tela elástica en su mayor parte y son muy usadas por las celebrities. Prueba a combinarlas con vestidos de punto o de lana que dejen ver tus mulsos y con un abrigo o jersey abierto. El color de las botas puede conjuntar con el abrigo o con algún complemento, pero no es necesario si los tonos son similares (por ejemplo, tonos pasteles). En los días fríos prueba a llevar unos calcetines largos y gruesos bajo las botas y/o medias.

Botas largas con pantalón corto

Si buscas un outfit que sea sensual, elegante y juvenil opta por pantalones cortos. Quedan excelentes con medias oscuras y abrigos o chalecos largos. Se llevan con las botas altas, sobre todo, los pantalones cortos de talle alto que resaltan la cintura. Recuerda escoger colores oscuros para estilizar la figura y conseguir un aire más sofisticado.

Con jersey largo

Un oufit excelente para ir a trabajar cómoda y femenina es llevar tus botas con un jersey de punto largo a modo de vestido. Un ejemplo es un jersey holgado de cuello vuelto de color claro con botas por encima de la rodilla negras y abrigo negro.

Botas largas con leggins

Las botas largas no sólo son para vaqueros y vestidos, con leggins también pueden hacer una perfecta combinación. Así, la atención queda centrada en las botas y complementos, sobre todo si son de diferentes colores. Lo bueno de este conjunto es que puedes lucir arreglada sin renunciar a la comodidad de los leggins. Completa tu look con un jersey largo, un chaleco abierto y un sombrero a juego.

Contrastes

Es cierto que en otoño y en invierno preferimos colores oscuros, marrones y colores tierra. Sin embargo, prueba a combinar colores claros con oscuros de forma que resalten tus botas. ¡No tengas miedo de hacerlas notar! Se llevan mucho botas blancas, grises o marrón claro con ropa negra. Otra opción es crear contraste dando un toque de color al outfit con botas altas moradas o granates. Lo más habitual es combinarlas con tu bolso o cartera, aunque no es absolutamente necesario.

Botas con mini-falda

Un look muy femenino y juvenil es llevar botas altas con mini falda de vuelo a la cintura. Puedes combinar un jersey ajustado de cuello de pico, la falda sobre la cintura para resaltarla, y un bolso pequeño a juego con las botas. Añade para finalizar complementos como bufandas, gafas de sol o gorros y no olvides el toque de color en alguna de las prendas.

Elegir faldas cortas que queden ajustadas a la cintura es muy favorecedor también para las chicas de baja estatura que no quieren renunciar a llevar sus botas altas, ya que alarga la figura. Además, otro consejo que debes seguir si quieres que tus piernas se vean más largas, es llevar con falda botas altas del color de tu piel.

Botas altas con falda midi

Las faldas midi son aquellas faldas holgadas que llegan por debajo de la rodilla. Aunque las botas largas suelen llevarse con prendas cortas, parece que con las faldas midis esta “norma” no se está cumpliendo. Para ir a la última, mi recomendación es que elijas faldas de tejidos livianos o con vuelo que tengan alguna abertura que dejen ver las piernas. Se llevan principalmente con botas “arrugadas”, de punta de pico y colores tierra. Este look es perfecto para chicas que quieren ir cómodas y cálidas más que resaltar su silueta. Sin embargo, da un aire súper estiloso, moderno y bohemio. ¿Cómo llevarlo? Un ejemplo son botas altas marrones con falda midi de animal print, bolso marrón, y maxi jersey blanco crudo.

Botas largas con shorts vaqueros

Otra alternativa para las que prefieren un look más desenfadado son los shorts vaqueros. Puedes incluirlos en el día a día con botas planas de terciopelo y jersey ancho. Si buscas un outfit más rockero o para salir de noche, combina los shorts vaqueros con botas negras de tacón, camiseta oscura y complementos color plata. Para abrigarte, escoge un chaleco largo, una chaqueta de cuero o una cazadora vaquera.

Con camisa larga

Como habrás comprobado, las botas largas destacan mucho y se ven fantásticas con cualquier prenda que deje ver tus muslos. Un conjunto muy extendido en las mujeres más estilosas consiste en este tipo de botas con vestidos camiseros, es decir, vestidos que parecen una camisa larga. Principalmente verás camiseros vaqueros con botas altas, aunque puedes combinarlas con cualquier tipo de camisero que va a quedar bien. Si quieres marcar tu cintura, coloca un cinturón o lazo ajustado en esta zona. El resultado será un look muy femenino y sencillo que vale para multitud de ocasiones.

Negro absoluto

Hay una buena noticia para las amantes del negro: este color aporta a cualquier outfit elegancia, sensualidad, misterio y afina la figura. Si te gusta, no tengas miedo de llevar todas tus prendas de este color. Es especialmente favorecedor si combinas las botas largas negras con una prenda corta como un vestido, falda o pantalón, de forma que resalten tus piernas. Completa con accesorios con detalles dorados o plateados si quieres la máxima elegancia.

Por otra parte, una alternativa para las bajitas que deseen llevar botas de caña alta es llevar pantalón o leggins negros con botas negras de tacón alto. Van a hacerte ver más alta y estilizada. Además, si quieres un aire rockero escoge botas y pantalones de cuero (o efecto cuero) de color negro.

Otros tipos de botas largas

Además de las botas largas de las que hemos hablado y has visto en las fotos, puedes probar otros modelos que también se están llevando y son perfectos si quieres variar y darles un aspecto diferente a tus conjuntos:

Botas de montar

Se llaman así porque están inspiradas en las botas para montar a caballo (aunque si tienes este tipo de botas, ¡úsalas también para salir!). Lo bueno es que son muy cómodas y resultan excelentes para caminar, ir al trabajo, dar un paseo… Sobre todo, se llevan negras y de colores marrones. Suelen combinarse con pantalones oscuros o jeans ajustados, aunque quedan fantásticas con vestidos estilo boho chic o hippies.

Botas de lluvia

Las botas de lluvia han pasado de ser un calzado necesario para no mojarnos a un estiloso complemento que añadir a nuestro outfit. Muchas hemos deseado que comiencen los días lluviosos para poder sacar estas botas del armario y salir cómodas y calentitas. Atrévete a utilizarlas de colores intensos como rojo, verde o amarillo e incluso con estampados. Así, puedes ir completamente de negro y dar un toque de color con las botas. Otra opción es conjuntarlas con alguna prenda con la que comparta su color: bolso, chaqueta, jersey, falda… Seguro que estos outfits van a inspirarte:

Botas con troquelados, cadenas, lazos…

Hay mundo más allá de las botas lisas ajustadas, las de cuero o las “arrugadas”. Si quieres atraer todas las miradas, prueba las botas con troquelados o cordones cruzados tan de moda últimamente. Muchas de éstas están ideadas para el buen tiempo y dejan al descubierto parte de los pies. Son especialmente sexys y perfectas si quieres poner la atención en tus piernas. Los colores más llevados son los granates, blancos y “nudes”, aunque nunca se deja de llevar el negro. Estas botas combinan perfectamente con vestidos minis creando un outfit súper sensual.

Por otra parte, también existen otros diseños de botas algo menos atrevidos pero que le siguen dando protagonismo al calzado como botas con lazos, cadenas, flecos, tacón de distinto color o material, etc.

Finalmente, eres tú quien define tu estilo. Elige las recomendaciones que más te gusten y ve adaptándolas a tus preferencias. Sobre todo, ¡prueba cosas nuevas! Una buena opción para comenzar a llevar botas altas es intentar combinar tus conjuntos favoritos con ellas y mirar el resultado. ¡Espero que te hayan servido estos consejos para crear el mejor outfit!

¿Te ha gustado?