En otoño los días se vuelven más fríos, anochece más temprano y los árboles comienzan a deshojarse. Los colores marrones y neutros se vuelven los protagonistas en nuestro vestuario, sustituyendo las alegres prendas de verano. Además, para muchos es una época de vuelta a la rutina después de las vacaciones. Y es habitual que nos guste volver a las clases o al trabajo con el armario renovado y siguiendo las últimas tendencias.

En esta estación del año comienzan las lluvias y las temperaturas van bajando. No obstante, hay momentos del día que continúan siendo cálidos. Por eso es necesario estar preparada para todo: llevar chaquetas livianas, jerseys, pañuelos… además de una camiseta más fresca debajo.

En este artículo podrás conocer los outfits más bonitos, prácticos y modernos para este otoño, con muchos consejos y fotos para inspirarte. Si te interesa ¡sigue leyendo!

Faldas plisadas con jersey

Las faldas plisadas o de tablas se llevan muchísimo en cualquier época del año. Aunque siempre se pueden adaptar al otoño usando colores más oscuros o tejidos más gruesos. Las faldas plisadas más cortas te harán ver alta, juvenil y coqueta. Úsalas con unas medias bien gruesas para que no pases frío, botines de tacón y jersey metido por dentro para resaltar cintura. Si vas de colores oscuros, atrévete a dar una nota de color en alguna de las prendas. Por ejemplo, como ves en la foto, con un jersey de color mostaza.

Por otra parte, si buscas un aire más bohemio pero chic, opta por las faldas largas plisadas. Se llevan a la altura de los tobillos con botines y jerseys holgados. Es un conjunto muy favorecedor para las chicas altas. Esta combinación de verde caqui y beige queda perfecta para la época de otoño. Si quieres alargar tu figura, lleva el jersey metido por dentro de la falda.

Chaquetas livianas

En otoño comienza a refrescar, pero no lo suficiente como para desempolvar los abrigos de invierno. En esta época tus aliados serán las chaquetas de telas finas, ligeras o los jerseys abiertos. Se llevan principalmente largas, incluso algunas llegan por las rodillas o tobillos y se ven muy sofisticadas. También puedes lograr este aspecto elegante con chaquetas tipo traje. Si vas de colores oscuros o de negro, se usan mucho estas prendas de un color más claro como beige o verde caqui. Quedan perfectas tanto con pantalón como con vestido ajustado. Debajo lleva una camiseta de tirantes o manga corta para que no pases calor en los momentos del día en los que sube la temperatura. Este look es ideal para ir a clase o al trabajo sin perder estilo.

Accesorios marrones

Puedes darle un aire otoñal a cualquier conjunto de ropa añadiendo accesorios de color marrón. Así, puedes usar cualquier conjunto que tengas por casa y llevar bolso, botas y pañuelo de color marrón o burdeos. Los vaqueros con acabado desgastado que llegan a los tobillos son tendencia esta temporada y permiten mostrar botines y zapatos con amarre en los tobillos. Estos pantalones son muy favorecedores y quedan excelentes con los tonos tierra.

Terciopelo

El terciopelo no es sólo para las noches de gala. Actualmente se está saliendo de ese contexto tan elegante para inundar las calles, mezclándose con otras prendas típicas del día a día. Es cierto que van a darnos un toque romántico, cálido y muy moderno. Los colores que más se llevan en estas prendas son el morado, rojo y verde muy oscuros (además del negro). Y, como verás, se utiliza en todo tipo de prendas y accesorios. Por ejemplo, sudaderas, chaquetas, pantalones, vestidos y bolsos. Eso sí, procura no combinar dos prendas de terciopelo en el mismo outfit excepto si son conjuntos de top-falda o top-pantalón. Lo ideal es llevar una prenda sencilla o lisa junto con la de terciopelo.

Un toque de color

En otoño es verdad que los colores de nuestra vestimenta tienden a ser más oscuros, apagados o neutros. Sin embargo, muchas se atreven a darle un toque de color al conjunto que atrae a todas las miradas.

Esta idea tan original puede consistir en llevar el bolso de un color vivo como rojo, zapatos con estampados o de un color que no tenga nada que ver como azul o amarillo. Estamos acostumbradas a combinar todos los colores de la ropa, pero no podemos negar que estos conjuntos quedan geniales, descolocando todas nuestras ideas sobre la moda.

Chaquetas estampadas

Las chaquetas tipo traje son ideales para el otoño ya que no son excesivamente abrigadas y quedan perfectas para volver sofisticado a cualquier conjunto. Como puedes ver en la imagen de arriba, se están usando mucho las chaquetas de cuadros algo largas y anchas. Aunque también quedan impresionantes las estampadas de flores. A veces, lo sencillo es lo mejor: jersey de cuello vuelto y vaqueros negros con chaqueta estampada y coleta. Finaliza el look con un bolso práctico con bordados a juego.

Pantalones de traje

¿Quieres estar a la última? Entonces incluye en tu vestuario un pantalón tipo traje. Son la máxima tendencia, y se llevan algo holgados por los muslos y con vueltas sobre los tobillos. Los de cuadros o de rayas en tonos neutros quedan espectaculares. Al llevarse el mix de estilos, puedes combinarlos con zapatillas de deporte de cualquier tipo. Llévalos con un jersey holgado con camisa blanca debajo y un bolso pequeño.

Vaqueros rotos

Los vaqueros con algún roto, sobre todo en la rodilla o los bajos siguen triunfando en todos los momentos del año. No obstante, podemos darle un aire más otoñal si lo combinamos con tonos grises, marrones, o beiges. Se llevan los vaqueros ceñidos que estilizan las piernas con botines o tacones y jerséis grandes y anchos. Para un look más sensual, elige jerseys de hombros descubiertos. Una enorme bufanda o pañuelo de animal print complementará este outfit. Lo bueno de los pantalones vaqueros es que van con todo y podemos usarlos para un aspecto tanto informal como más sofisticado (por ejemplo, llevando tacones y bolsito de piel).

Botas altas

Las botas altas continúan siendo tendencia en los días más frescos. Abrigan nuestras piernas, las hace ver más largas y esbeltas y quedan súper sexys. Se llevan tanto efecto segunda piel como arrugadas, pero es imprescindible que lleguen por encima de las rodillas.

Estas botas permiten que podamos utilizar mini shorts o vestidos muy cortos sin pasar frío, de hecho, es como mejor quedan. Lo ideal es que se vean parte de los mulsos. También puedes conseguir un efecto parecido con calcetines largos y botas cortas.

Lo más práctico es utilizar botas altas negras, ya que hacen juego con una gran variedad de conjuntos. La combinación estrella es blanco-negro-gris. Sin embargo, también quedan preciosas las botas grises o de colores nude llevando el mismo color en todo el conjunto. Un outfit sencillo y favorecedor es un jersey largo tipo vestido, botas altas, maxi pendientes y gafas de sol.

Vestidos largos

En el otoño se ven perfectos los looks boho-chic. Dentro de este estilo, encontramos a la última moda los maxi vestidos. Se están usando aquellos de manga larga, cuello alto y falda por los tobillos, de vuelo y románticos estampados o bordados. Este tipo de vestido es muy cómodo pero favorecedor y los encuentras más o menos abrigados.

Para esta época se ven espectaculares de colores cálidos como el rojo cereza y se están combinando con botines de tacón. Los bolsos se llevan pequeñitos y con bordados o cierres originales. Para un look más bohemio, puedes usarlo en beige o marrón, con botas planas o tipo “cowboy”. Completa con una trenza despeinada y unos pendientes grandes.

Faldas de tubo

Las faldas de tubo están volviendo a nuestros armarios. Para variar de la típica falda de tubo tradicional, se están usando de terciopelo, de cuero, con transparencias o líneas a los lados. Para el otoño se ven especialmente bonitas aquellas de cuero o terciopelo, que puedes combinar con una camiseta de cuello alto y tacones. Si deseas un look más rockero, lleva esta falda en negro o con cuadros escoceses, camiseta ancha metida por dentro negra o gris y botas negras.

Pantalones acampanados

Los pantalones acampanados vuelven con mucha fuerza, sobre todo en esta época del año. Esta clase de pantalones son anchos por abajo y más ceñidos por los muslos, y son típicos de los años 60 y 70. Los looks de los 60 son muy otoñales, combinando colores marrones, cuadros y botines. Estos pantalones pueden quedar geniales con jerseys de mangas holgadas y cuello vuelto o bien aquellos abiertos que llegan hasta los pies. Lleva por si acaso una camiseta más fresca debajo, metida por dentro del pantalón.

Un abrigo ancho de cuadros puede ser perfecto para los momentos más fríos, y como complemento ideal, no olvides un bolso a juego de “animal print”. ¡Vuelven a estar de moda!

Jersey con estampados

Aparte de los jerseys holgados, también se llevan aquellos cortitos y pequeños de cuello redondo. Lo podemos encontrar con divertidos estampados, bordados e incluso perlas. Los puedes combinar con una camisa debajo de forma que asome el cuello, bajos y mangas de ésta. Como parte de abajo, elige un pantalón liso ajustado o unos vaqueros. Si buscas un look más arreglado, añade bolsito de mano y tacones altos. Aunque para ir a clase o dar un paseo, puedes ponerte unas deportivas, gafas de sol o gorra. ¿Qué opinas de esta combinación de mostaza y morado? ¡ambos son colores perfectos para esta estación!

¿Te ha gustado?