La primavera es la estación preferida del año para muchos de nosotros. La temperatura comienza a subir, los días empiezan a ser más largos, y vamos dejando en el armario los abrigos y bufandas. Esta época es un periodo de renovación, de vitalidad, de colores y de luz. Todo esto se va a reflejar en nuestra forma de vestir, usando telas ligeras, estampados alegres, colores claros y conjuntos más frescos.

No obstante, no olvides que en la primavera también abundan las lluvias y los días pueden ser más fríos por las mañanas y las noches. Por eso, siempre hay que ir preparada para estos cambios.

La primavera es ideal para lucir ciertas combinaciones de ropa que en otra época del año pueden hacernos pasar frío o calor, pero que quedan increíbles. Si quieres saber qué llevar esta primavera, siendo práctica y estando a la última moda ¡no te pierdas este artículo!

Jerseys a rayas

Una de las prendas estrella de esta temporada son los jerseys de rayas de colores y de canalé. Este tejido es perfecto para la primavera, pues no es tan abrigado como la lana, pero tampoco tan fresco como la tela de camiseta. Se llevan tanto de manga larga como corta, y resulta ideal combinarlo con un pantalón o falda vaquera y unas botas negras o tacones de color nude.

Blanco y negro

Los outfits que combinan prendas blancas y negras están a la última moda. Son perfectos para lograr un aspecto sofisticado, chic o para ocasiones especiales. Así, puedes combinar tops por encima del ombligo con pantalones negros de talle alto y zapatillas. O bien, falda midi y camisa metida por dentro. No olvides llevar además algún jersey por si la temperatura baja. Se verá fenomenal amarrado sobre tus hombros.

También puedes elegir un look totalmente blanco o negro, pero con prendas más frescas y de telas livianas.

Faldas largas

Logra un aire bohemio y romántico incluyendo maxi faldas a tus outfits. Se llevan tanto aquellas de tipo midi, que llegan por mitad de la pantorrilla, como las largas que cubren los pies. Sin embargo, ¡no te preocupes si hace demasiado frío para llevar sandalias! Estas faldas también se están llevando con botines, zapatillas de deporte e incluso botas largas y arrugadas.

Las faldas largas combinan de manera excelente con crop tops, blusas ligeras o camisetas holgadas y frescas. Recuerda que el conjunto es más favorecedor si metes la parte de arriba por dentro de la falda. Esto alargará tu figura, destacará la cintura y te hará ver más delgada.

Si no quieres pasar frío, puedes usar esta falda con una camisa o blusa de manga larga. Lleva además una chaqueta entallada vaquera, de cuero o tipo traje.

El color amarillo

Para esta primavera no olvides incluir prendas de color amarillo ya que son lo último. El amarillo es el color de la felicidad, dando un toque alegre y diferente a tu look. Puedes llevar jerseys, pantalones, chaquetas, e incluso bolsos y zapatos de este color que va a quedar ideal.

Da un efecto increíble si se lleva con vaqueros azules, con blanco o con algunos accesorios en rojo. Por ejemplo, si llevas alguna prenda amarilla, pinta tus labios de rojo. Se verá súper sexy y captará todas las miradas.

Prendas de cuero

No, el cuero no es exclusivamente para el invierno. De hecho, ahora se lleva durante todo el año. Aunque estas prendas son perfectas para primavera porque aún no hace un excesivo calor y se pueden hacer combinaciones preciosas. De esta forma, puedes usar faldas de cuero sin medias, con unos botines o zapatos cerrados y un jersey fino o camisa.

Los pantalones de cuero se han vuelto imprescindibles en nuestro armario, sobre todo los de color negro. Lo bueno es que se pueden combinar con casi cualquier prenda y dan un aire rockero y sexy. Para un aspecto sofisticado, llévalo con zapatos de tacón fino y mini bolsito. Una opción es ir completamente de negro, con los zapatos, bolsos y/o chaqueta en color beige.

Por otra parte, en los momentos que más refresca, incluye una chaqueta de cuero negra tipo “motera”. No importa si llevas vestido o falda, al revés, lograrás un estilo “romantic rock” muy juvenil y tierno.

Pantalón corto

¡Es momento de ir desempolvando tus shorts! Los vaqueros nunca pasan de moda, aunque también son súper prácticos los de color negro, blanco e incluso de cuero. Los días nublados, puedes usarlos con medias, calcetines largos oscuros y/o botas largas. Mientras que en la parte de arriba puedes llevar camisas con jersey o sudadera encima, blusas holgadas de volantes o mostrando los hombros.

Finaliza el look con bolsos o zapatos de colores nudes, bufanda, gorrito o chaqueta abierta larga. Este outfit quedará aún más sexy si te pones un cinturón que marque bien la cintura.

Estampados florales

En la primavera comienzan a salir las flores ¡y lo mismo debería suceder con tu ropa! Empieza a incluir prendas con estos estampados como faldas de vuelo, pantalones frescos y holgados, vestidos maxi, pantalones cortos, hasta sudaderas y chaquetas. Además, no tengas miedo de los colores vivos: rojo, naranja, amarillo, verde… Aunque también está a la última el estampado floral con fondo blanco, muy romántico y elegante.

Puedes combinar este estampado con otras prendas lisas o vaqueras, pero se pueden encontrar conjuntadas en dos piezas. Por ejemplo, top corto más falda del mismo estampado que puedes completar con accesorios de un color neutro.

Bolsos de paja

Dale un toque más alegre, bohemio y fresco a tu look primaveral sustituyendo el bolso de piel por un bolso de paja. Los hay de distintos tamaños, colores y formas. Aunque son todo un éxito los redondos medianos.

Combinan perfectos con zapatos de esparto, aunque se están llevando con cualquier zapato de tacón, zapatillas o sandalias. Estos bolsos hacen un conjunto precioso con vestidos estampados (por ejemplo, de flores). ¡Y además combinan con cualquier color!

Completa tu outfit con un pañuelo de color liso en el cuello. Si el día se vuelve cálido, puedes quitarte el pañuelo y anudarlo en la correa del bolso quedando muy estiloso.

Blusas de volantes

Comienza tu transición al verano utilizando blusas con grandes volantes. Para los días más calurosos, escoge aquellas de hombros al aire, con un gran volante en el escote o mangas. Si prefieres ir algo más abrigada, resultan muy femeninas y a la última las camisas con mangas anchas de volantes.

Hay muchas variaciones, pudiendo tener volantes en el pecho, hombros, en la parte de abajo… Sea como sea, los colores que están triunfando en este tipo de blusas es el azul claro, el blanco y el negro. Quedarán espectaculares para el día a día con cualquier pantalón vaquero y bolsito cuadrado.

Vestidos largos

En esta primavera y verano van a ser todo un éxito los vestidos maxis con estampados, sobre todo de flores, lunares y rayas. Resultan súper cómodos, prácticos y favorecedores. Ya que se llevan de manga larga o al codo, resultan ideales para la temperatura de esta estación del año. Son cómodos porque se usan holgados y con vuelo, excepto por la zona de la cintura, para lograr hacernos ver más altas y estilizadas.

Si quieres ir elegante, llévalo con unas sandalias de tacón amarradas a los tobillos. Mientras que, si buscas un aire bohemio y más relajado, puedes usarlo con unas botas o zapatos de esparto y sombrerito.

Pantalones culottes

Esta clase de pantalones son lo último. Resultan sofisticados, elegantes y cómodos al mismo tiempo. Además, se usan de telas frescas y por debajo de la rodilla, por lo que son ideales para la época primaveral.

Los pantalones culottes se caracterizan por ser holgados, de talle alto, y llegar por la pantorrilla. Esta prenda alarga la silueta y estiliza, sobre todo si se usa con tacones o plataformas. Sin embargo, muchas famosas también lo combinan con zapatos de deporte y el resultado es increíble. Los colores estrella son el blanco o el negro, aunque los hay de estampados vivos si quieres lograr un aire más alegre y llamativo.

Combínalos con un top corto de manga larga o una camisa básica. Para salir de fiesta, puedes conjuntarlo con un bralette de encaje, mientras que para el día a día con cualquier jersey de punto metido por dentro quedará precioso.

Vestido pichi

Los pichis o petos tipo vestido han vuelto, viéndose muy juveniles y divertidos. Son geniales si deseas un look casual, para el día a día. Lo ideal es llevarlos con un jersey debajo de un color uniforme o a rayitas. Los hay de cuadros, lisos, vaqueros y hasta de cuero. Aunque se están empezando a llevar de todo tipo de estampados.

Lo cierto es que las superposiciones se están poniendo muy de moda, por lo que puedes lograr este efecto también con cualquier vestido de tirantes. De esta forma, puedes llevar una camisa o jersey de manga larga debajo del vestido siempre que los colores conjunten. ¡En esta época del año no pasarás frío ni calor con este outfit!

Bolsos minis

A diferencia de otras temporadas que han triunfado los bolsos enormes, ahora la última tendencia son los bolsitos pequeños y cuadrados. Se llevan con adornos originales, bordados, o bonitos cierres. Los mini bolsos nos dan un aspecto más sofisticado y chic. ¡Aunque sólo te permiten llevar lo necesario!

Por otra parte, también se llevan mucho las carteras de mano rectangulares, perfectas para los días que necesitamos ir más elegantes. Mientras que para el día a día continúan triunfando las riñoneras ajustadas a la cintura. Actualmente han lanzado muchos diseños distintos, aunque se busca que haga contraste con tu look.

¿Te ha gustado?